Cort comienza las pruebas para poder instalar medidas de control en las zonas Acire

El Área de Movilidad del Ayuntamiento de Palma ha comenzado las pruebas para poder implantar el sistema de control automático de lectura de matrícula en tres Acire, zonas especiales en las que solo está permitida la circulación de los vehículos previamente autorizados.

Esta medida, incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), tiene como objetivo pacificar el tráfico en el centro de Palma y “acabar con la indisciplina de los coches no autorizados, que colapso el centro y provocan una falta de aparcamiento para los vecinos autorizados”.

Así, todas las zonas declaradas ACIRE de Palma dispondrán de estas medidas de control.

El sistema no está en funcionamiento, lo que actualmente se está implementando es la instalación de las cámaras, que son de última generación.

Antes de estar operativo, se informará a todos los vecinos, restaurantes, comerciantes y establecimientos hoteleros.

Además, el próximo mes de mayo también se realizará un taller participativo donde se explicará cómo funciona el sistema.

El concejal de Movilidad, Joan Ferrer, destacó que este sistema “se utiliza en muchos centros históricos de Europa”.

“Las conversaciones que mantuvimos con los vecinos de la Seu tras la reordenación del Mirador pusieron de manifiesto la necesidad de incrementar el control a los Acire para que los vehículos que accedían sin permiso les ocasionaba un problema”, aseguró Ferrer.

De momento, se está haciendo la instalación en tres ACIRE: Catedral (calle Palau), Calatrava (c /Santa Fe) y Santa Eulalia (dos controles diferentes en las calles Canal y Cordelería).

Actualmente, el sistema ya funciona en Astillero, se Jonquet y San Bartolomé. En estos, se sustituirán las cámaras existentes por las nuevas.

Cabe recordar que el sistema de control automático de lectura de matrícula es un sistema flexible que permite el acceso a los residentes que tengan la tarjeta Acire y, también, a personas que no son residentes pero que por motivos justificados han de acceder.

También se permiten accesos puntuales no comunicados mediante de interfono que incluye el sistema y que está conectado con Movilidad.

La normativa municipal estipula que en las zonas Acire sólo pueden circular o estacionar aquellos que dispongan de la tarjeta Acire, donde se especifica de qué autorización se dispone. Su instauración responde al objetivo de proteger el tráfico en el centro histórico.

3 Comentarios

  1. lo que no es normal que por pasar solamente ya te pongan una multa sin a ver estacionado, nosotros no nos dimos cuentas hasta que pasemos a la plaza santa catalina y nos salimos ,pero la multa la tuvimos que pagar, eso no es justo porque no sabíamos que se había puesto el acire,

    • Pues lleva ya unos cuantos años. Además tienes en la entrada un telefonillo donde puedes pedir permiso para pasar. O podrías haber hecho lo que hace mucha gente,entra por el sentido contrario ya que la videocámara sólo coge a los que entran,no a los que salen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here