Círculo Balear presentará una demanda de solicitud de medidas cautelares contra el derribo de Sa Feixina

La Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB) ha solicitado medidas cautelares contra el derribo del monumento de Sa Feixina, y ha criticado que el Ayuntamiento de Palma vaya gastarse 170.000 euros en el proyecto de contratación de la ejecución de las obras de demolición del monolito al crucero Baleares y la pavimentación del espacio libre resultante, a través de un acuerdo con una “serie de confusos y enrevesados informes” administrativos que intentan ocultar la ilegalidad de la decisión.

Según señala la entidad en un comunicado, el acto administrativo aprobado cuenta con “bastantes irregularidades, entre las que destacan falsedades históricas, informaciones sesgadas, partidistas, falta de fundamentos jurídicos, o la ausencia de firma por parte de funcionarios y técnicos de la administración”.

Además, la FNCB lamenta que los informes “únicamente están firmados por los cargos políticos”, entre los que menciona al concejal de Cultura, Miquel Perelló; Infraestructuras, Rodrigo Andrés; Urbanismo, Antoni Noguera y de Gobierno interior, Aurora Jhardi, que reconocen en el acuerdo que se trata de una “decisión política”.

Los servicios jurídicos de la Fundación Círculo Balear consideran que el inicio de esta “compleja vía administrativa plasma la falta de legitimidad jurídica para llevar a cabo la demolición del monumento”, evitando, por el momento, su aprobación en junta de gobierno.

“Consideramos que se trata de un acuerdo ilegal que vulnera la llamada Ley de Memoria Histórica y que destruye el patrimonio de la ciudad”, exponen al respecto.

Por todo ello, la FNCB, miembro de la ‘Plataforma vecinal Salvem Sa Feixina’, ha anunciado que impugnará el acuerdo, registrará alegaciones y presentará una demanda contra el consistorio con medidas cautelares para evitar el derribo de un monumento “en honor a los fallecidos en el hundimiento del crucero Baleares, en plena Guerra Civil, y que a día de hoy representa los valores democráticos plasmados en la Constitución Española con los que quiere acabar el actual equipo de gobierno”.

El presidente de la FNCB, Jorge Campos, ha explicado que “ante la falta de diálogo por parte del Ayuntamiento sólo nos queda acudir a la vía judicial para intentar parar el extremismo radical de un Consistorio instalado en el odio y el revanchismo que no respeta la voluntad mayoritaria de los ciudadanos contrarios al derribo”.

“El PSOE balear, Podemos y separatistas no ocultan su entusiasmo por la Segunda República celebrando su aniversario con este acuerdo. Prefieren 1934 antes que 1978”, apostilla el Círculo Balear.

4 Comentarios

  1. Sr. Campos…veamos si a traves de la via Judicial se consigue algo positivo….Recuerdo unos tiempos que se criticaba el nombre Plaza del Tubo…pero aquel Extraordinario Politico.aquella Excelente Persona,aquel Excelente Doctor…siguio adelante

  2. 170.000 euros en tirar un trozo de piedra?no basta con quitarle la placa y listo? Si lo quieren tirar que vayan a picar piedra en pleno julio ellos mismos y dejen de gastar el dinero de todos que tanto trabajom os cuesta ganarlo, se nota que a ellos les cuesta muy poquito ganarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here