Barberá dice que le gustaría “muchísimo” que le creyeran y Horrach le responde que “eso es un poco difícil”

FOTO: EUROPA PRESS

La exalcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá, quien ha declarado en calidad de testigo en el marco del juicio del caso Nóos, ha manifestado en relación a sus explicaciones que “me gustaría muchísimo que me creyeran”, a lo que el fiscal anticorrupción Pedro Horrach le ha respondido: “eso es un poco difícil, señora Barberá”.

La magistrada que preside la vista oral, Samantha Romero, ha intervenido en ese instante para recriminarle que “eso le corresponde valorarlo al tribunal”.

El episodio se ha producido en el momento en que Horrach interpelaba a la testigo sobre si trasladó al expresidente de la Generalitat Francisco Camps la posibilidad de organizar los denominados Valencia Summit, respecto a lo cual ha manifestado que se reunía en numerosas ocasiones con él y que, al menos en un encuentro formal con Camps, no recuerda haber hablado con él acerca de este asunto.

Barberá ha finalizado su declaración aseverando que ha intentado responder “con toda la humildad del mundo”. Tras cerca de dos horas de interrogatorio, la testigo ha abandonado las dependencias donde se celebra el juicio y se ha introducido en un taxi.

Las acusaciones apuntan a la inadecuada elección de los cauces procedimentales a través de los cuales se contrataron los servicios de la Nóós, toda vez que se prescindieron los trámites obligados por la Ley.

CAMPS Y BARBERÁ ASENTÍAN VERBALMENTE “A CUANTO SE LES OFRECÍA”

Durante la instrucción de la causa, el juez José Castro aseveraba que “estas y otras irregularidades, sin merma de que algunas de ellas ya sean de por sí mismas delictivas, ponen de manifiesto que las contrataciones con el Instituto Nóos fueron estrictamente voluntaristas”, recriminando cómo, ante esto, Camps y Barberá asentían verbalmente “a cuanto se les ofrecía, sin estudios previos ni viabilidad técnica ni de mercado, en marcos geográficos absolutamente impropios y orillando por completo las normas sobre las contrataciones públicas”.

Mediante su exposición razonada, que el magistrado elevó al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, Castro proponía a la máxima instancia judicial valenciana que asumiera la competencia para instruir esta parte del caso Nóos, al apuntar a la “decisiva e imputable intervención” de ambas autoridades, quienes debido a su entonces condición de aforados -por ser diputados en las Cortes- debían ser investigados por el TSJCV, que rechazó asumirla.

2 Comentarios

  1. A ti te gustaria que te creyesen , y a mi me gustaria que no hubiese tantas “comisiones” , y dinero negro en este pais.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here