La entidad conservacionista del patrimonio ARCA ha celebrado este miércoles que el Consell de Mallorca de Mallorca haya paralizado temporalmente, a petición suya, la demolición de la casa de Génova donde residió Manuel de Falla durante dos temporadas en la década de los años 30 del siglo pasado.

Tras la solicitud de ARCA, el jefe de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca, Guillem Daviu, ha emitido un primer informe pidiendo la protección del inmueble, situado en la calle Rector Vives, según constata la entidad en un comunicado.

De este modo, el servicio de Patrimonio del Consell de Mallorca ha evitado, momentáneamente, la demolición de la casa de Génova donde residió el conocido músico, añaden al respecto.

Así, ARCA expone que en el informe emitido por el jefe de servicio de Patrimonio Histórico del Consell de Mallorca “se plantean, a priori, unos valores paisajísticos, ambientales e históricos de dicho edificio”.

“Es conveniente impedir la demolición de esta vivienda por ser un bien arquitectónico integrante del patrimonio histórico –dado que aporta interesantes rasgos ambientales en el barrio de Génova– y por haber alojado en personajes notables que contribuyeron a la llamada de la ciudad de Palma como centro relevado de gran turismo”, señala el informe textualmente.

Asimismo, el jefe de servicio de Patrimonio Histórico de la Institución insular recuerda el origen de las casas vacacional del entorno del castillo de Bellver y concretamente del barrio de Génova, que disfruta del mejor paisaje.

Por último se señala que ARCA, después de este informe, “comienza a tener esperanzas de que el respeto por el patrimonio imperio en este caso” e indica que está “recopilando apoyos e informaciones para enriquecer la información sobre los valores culturales” de la casa de la calle Rector Vives.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.