Vertido de tóners, sillas y hasta 88 aires acondicionados, entre los incumplimientos del servicio de recogida de trastos

El Ayuntamiento de Palma tramita 45 denuncias por incumplimientos del servicio de recogida de trastos, de las que la mayor parte se han interpuesto a particulares (34) y son pequeñas infracciones por el abandono de uno o pocos objetos, pero también se han podido detectar y localizar una serie de empresas responsables de abandono o vertido de residuos en mayores cantidades (11 casos de denuncias corresponden a empresas de diversos sectores).

Unos de los casos más importantes de estas denuncias corresponden a empresas de construcción denunciadas por abandono de escombros, carpinterías por el vertido de restos de maderas, un taller de automoción para el abandono de residuos tóxicos (pinturas y otros productos de automoción ), una empresa de informática para el vertido de cartuchos de tóners y una empresa turística para el abandono de residuos procedentes de una carrera ciclista.

En los casos de las empresas que colaboran y retiran los residuos se proponen sanciones entre 90 y 150 euros. En un caso en el que existe la agravante de reincidencia la sanción es de 200 euros correspondiente a una empresa de construcción.

VERTIDO DE 88 APARATOS DE AIRE ACONDICIONADO

En concreto, uno de los casos más destacados ha sido el que hace referencia al vertido en el polígono de Can Valero de 88 aparatos de aire acondicionado procedentes de la reforma de un hotel, que la empresa encargada de la reforma abandonó en lugar de gestionar de forma adecuada. La sanción en este caso será la máxima, un total de 300 euros.

También ha sido denunciada una empresa del sector audiovisual para dejar en la calle de la Misericordia, en el centro de Palma, en horas no indicadas decenas de sillas y demás mobiliario de oficina.

En otro caso que se prevé la sanción máxima es por el abandono de maderas por parte de una empresa de carpintería que obstaculizaban la limpieza viaria (este es uno de los supuestos calificados como agravante).

PROCEDIMIENTO DE DENUNCIA Y SANCIÓN

Para realizar esta tarea de vigilancia y denuncia, EMAYA dispone de un cuerpo de 15 controladores ambientales. Una parte de ellos se dedica de forma prioritaria a la vigilancia de los abandonos y vertidos de residuos voluminosos, recorriendo las barriadas de Palma para velar por el cumplimiento de horarios y condiciones del servicio. También se ha contado con la colaboración de la Policía Local que ha realizado diversas campañas de vigilancia en las barriadas de Son Roca, La Vileta y Pere Garau.

En estas campañas quincenales se vigilaba el cumplimiento del servicio de recogida de trastos y residuos en las horas establecidas. La presencia de la policía en puntos considerados conflictivos ha contribuido a evitar infracciones.

En estos casos realizan la denuncia que se presenta en el departamento de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma. Allí los técnicos estudian los informes de los controladores y abran expediente sancionador si lo consideran adecuado y justificado.

Posteriormente se notifica a los infractores, que tienen quince días para formular alegaciones, que el Ayuntamiento debe resolver en 15 días y formular el decreto de resolución, imponiendo la sanción y notificándolo.

A partir de aquí el infractor dispone de un plazo de un mes para interponer un recurso de reposición, o puede proceder al abono de la sanción. En el caso de los particulares (no para las empresas y otras personas jurídicas) las sanciones hasta 300 euros son conmutables por acciones de formación en la Escuela Municipal de Formación.

6 Comentarios

  1. ¿Por el abandono de 88 aires acondicionados multa máxima de 300€? jojojojo espero que este mal la noticia, si no es para mear y no echar gota

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here