3 Marzo 2016

Urdangarin subraya que la Casa Real no puso “ninguna restricción” a que la Infanta fuese socia de Aizoon

Urdangarin subraya que la Casa Real no puso “ninguna restricción” a que la Infanta fuese socia de Aizoon

El exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha subrayado que la Casa Real no puso “ninguna restricción” a que tanto su mujer, la Infanta Cristina, como él compartieran al 50 por ciento la propiedad de la empresa Aizoon, y ha asegurado que su esposa “no conocía absolutamente nada de la gestión interna” de la mercantil ni tenía conocimiento de la contabilidad y los asuntos financieros de la misma.

Así lo ha manifestado a preguntas de Pablo Molins, uno de los abogados que asiste a la Infanta en el juicio del caso Nóos, quien ha interrogado sobre el papel de la hermana del Rey Felipe VI al frente de la empresa, una de las sociedades presuntamente ficticias que conformaban el entramado a través del que Urdangarin y su exsocio Diego Torres se apoderaron de más de seis millones de euros de las Administraciones públicas.

Urdangarin ha desvinculado tajantemente a su mujer de la gestión de Aizoon, aseverando que ella nunca dio orden alguna sobre cómo contabilizar un gasto así como en relación con el día a día de la empresa.

En esta línea, el exduque ha negado que el motivo por el que la Infanta se incorporó a Aizoon fuese el de ejercer de escudo fiscal ante Hacienda, rebatiendo al respecto las declaraciones efectuadas en instrucción por el notario que intervino en la constitución de Aizoon, Carlos Masià, quien señaló que el excontable de Nóos Miguel Tejeiro le dijo que, con la Infanta al frente de Aizoon, habría “un trato especial” por parte de la Agencia Tributaria y no habría inspecciones.

En su declaración, Urdangarin ha asegurado que nunca ha escuchado a Tejeiro “decir cosas parecidas” y, al ser preguntado por Molins sobre por qué Masià realizó las anteriores consideraciones, el acusado ha recordado que el notario y Tejeiro tenían negocios juntos y éstos comenzaron a ir mal, lo que “quizás pudo ser un motivo de enfrentamiento”.

“ME HACÍA ILUSIÓN QUE MI ESPOSA FORMARA PARTE DE AIZOON”

También ha afirmado el exduque que es “absolutamente falso” que su mujer no estuviera completamente convencida de querer formar parte de Aizoon. Urdangarin ha atribuido la presencia de su esposa en Aizoon a “un tema de ilusión por mi parte, el proyecto lo quería compartir con ella y hacerle partícipe de la sociedad. Lo consulté con Miguel Tejeiro y ella con Carlos García Revenga”, entonces secretario personal de las Infantas.

El inculpado ha recordado que la exduquesa le acompañó a la notaría a formalizar la constitución de la sociedad, tras explicarle que “era para mis honorarios profesionales”. “Como administrador, era yo quien tomaba las decisiones y sólo yo tenía poderes en Aizoon”.

Finalmente, ha aseverado que él se encargaba de los aspectos financieros y económicos de la familia, mientras que ella, además de dedicarse a sus hijos junto a él, “debía atender su agenda institucional”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.