Terrasa subraya la necesidad de crear ocho juzgados más en Baleares

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), Antoni Terrasa, ha reclamado este jueves la creación de tres juzgados de Primera Instancia en Palma y uno en Ibiza, así como uno de lo Contencioso-Administrativo, dos de lo Social y uno de lo Mercantil también para la capital balear, ha manifestado antes de pedir también dos nuevas plazas de magistrado, una en sala de lo social y otra en las secciones penales

Durante la presentación de la memoria del TSJIB, Terrasa ha detallado que a finales de 2015 había 60.699 asuntos pendientes, lo que representa una disminución del 4,05 por ciento en relación al año anterior. Así, ha considerado que se ha producido una “recuperación limitada y no sustanciosa” que todavía “no permite dar unos plazos de respuesta suficientemente razonables”.

En concreto, en Civil había pendientes a finales de 2015 un total de 24.636 asuntos, un 7,63 por ciento más que en 2014; 24.262 en Penal (-15%); 2.951 en Contencioso-Administrativo (-13,89%); y 8.850 en Social (+5,32%).

Así, según el cociente entre los asuntos pendientes al inicio del año más los registrados y el nombre de asuntos resueltos, en el 2015 la mayor congestión se registra en Social, seguido del Contencioso-Administrativo, Civil y Penal.

De esta forma, se prevé que el tiempo necesario para eliminar todos los asuntos pendientes sería de seis meses en Civil, dos meses en Palma, cerca de un año en Contencioso-Administrativo y un año y cinco meses en Social.

En cuanto a lo Social, Terrasa ha señalado que los desahucios se han incrementado aunque “muy poco y la diferencia apenas se nota” ya que “en lo Social los aumentos no son significativos”. “Estamos estancados en hipotecas, desahucios y concursos de acreedores”, ha declarado antes de añadir que, con estos datos, no se puede hablar de incremento de casos debido a la crisis económica sino de “mantenimiento de la situación”.

Sobre los juzgados de violencia sobre la mujer, que hay uno especializado en Palma y otro en Ibiza, Terrasa ha apuntado que “todos los indicadores han empeorado”, aunque “no exageradamente”.

De esta manera, al final de 2015 había en Palma 157 asuntos civiles pendientes (-13,26%) y 550 asuntos penales, lo que supone un incremento del 18 por ciento en relación al 2014. En la capital balear se presentaron 2.819 denuncias en el 2015 y se interpusieron 498 medidas judiciales penales de protección y seguridad a las víctimas.

Según datos de julio de 2014, las Islas tienen una tasa de 13,3 jueces por cada 100.000 habitantes, con lo que la comunidad se encuentra por encima de la media estatal (de 11,5). No obstante, la tasa de litigiosidad se encuentra en 198,5 por cada 1.000 habitantes, la cuarta más alta del país y también superior a la media estatal (185).

2 Comentarios

  1. Señoría, estoy muy tocado por el mal funcionamiento de la justicia, perdí a una hija, Beatriz Critina y su Señoria la recordara y también a mi esposa, Cristina Hoffman y han quedado inmunes los verdaderos responsables, si esto es justicia prefiero la ley de la selva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here