Ryanair pide a la UE que evite que la huelga de controladores franceses afecte al espacio aéreo

Ryanair ha solicitado a la Comisión Europea que tome acciones para impedir que el espacio aéreo europeo quede cerrado de nuevo por los sindicatos de controladores aéreos franceses en lo que ya suma la tercera huelga convocada en dos semanas y la 43 en siete años.

La aerolínea considera que esta última acción “injustificada” muestra que un pequeño sindicato francés “puede nuevamente chantajear al mercado europeo (y el cielo único), mientras que el Gobierno francés protege sus vuelos domésticos (a través de servicio mínimos obligatorios) y en cambio, miles de vuelos desde Reino Unido, Irlanda, España e Italia son cancelados –ninguno de los cuales despega o aterriza en Francia– y cientos de miles de pasajeros ven sus planes de viaje interrumpidos”.

Ryanair considera que el fracaso de la Comisión Europea para evitar estas repetidas cancelaciones es una “burla al mercado único europeo”, mientras el presidente Juncker pide a Europa que sea más competitiva.

Por ello Ryanair y otras aerolíneas de la UE han pedido a la Comisión Europea que introduzca dos medidas que permitirían aliviar el impacto de tales huelgas en los consumidores: requerir a los sindicatos franceses de controladores aéreos emplear el arbitraje en lugar de la huelga para resolver sus peticiones, o permitir que otros controladores aéreos europeos puedan gestionar los vuelos sobre el espacio aéreo francés durante los días de la huelga.

PAGO DE LAS AEROLÍNEAS.

Además Ryanair también ha pedido al Tribunal Europeo que revierta su resolución previa por la que las aerolíneas de la UE deben pagar a los pasajeros en casos de huelga de controladores aéreos, sobre las que las compañías no tienen control y por las que sin embargo, por ley, no pueden recuperar las sumas de dinero por parte de los sindicatos franceses.

“No podemos tener un espacio único europeo efectivo y luego permitir que un pequeño sindicato cierre la mitad de los cielos de Europa, provocando que los vuelos de cientos de miles de pasajeros sean cancelados o retrasados, cuando estos pasajeros no pueden ser recolocados porque todos los servicios están llenos durante la temporada alta de Pascua”, afirma el responsable de comunicación de la compañía, Robin Kiely.

Por todo ello realizan un llamamiento a todos los pasajeros que se hayan visto afectados esta semana para que firmen la petición de Ryanair, y solicitan a la Comisión Europea que impida que los cielos del continente queden cerrados por las acciones de los controladores aéreos franceses.

“Las aerolíneas europeas y nuestros clientes estamos hartos de ser chantajeados por un pequeño sindicato, mientras la Comisión Europea y el Tribunal Europeo permanecen de brazos cruzados sin hacer nada al respecto”, lamenta la aerolínea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here