23 Marzo 2016

Llegan a Palma de Mallorca los primeros testigos de los atentados de Bruselas y relatan el “pánico” vivido

Llegan a Palma de Mallorca los primeros testigos de los atentados de Bruselas y relatan el “pánico” vivido
FOTO: EUROPA PRESS

Uno de los primeros pasajeros que ha podido llegar a Mallorca desde Bruselas, procedente del aeropuerto belga de Charleroi, cercano a la capital belga, ha relatado los “momentos de pánico” que se han vivido tras los atentados terroristas de este martes.

Antoni Vicens, un joven que trabaja en la Delegación de Gobierno de la Generalitat ante Unión Europea, ha aterrizado en el aeropuerto de Palma de Mallorca en un vuelo de Ryanair, que estaba previsto desde el aeropuerto de Zaventem-Bruselas, pero que ha sido operado desde el aeropuerto de Charleroi.

El pasajero ha destacado las fuertes medidas de seguridad que hay en este momento en el aeropuerto de Charleroi, donde los viajeros tienen que pasar hasta “tres controles diferentes”, que incluyen la revisión de las maletas “una por una”. Un proceso de control que se ha prolongado durante “dos horas y media”, afirma.

“SALÍ DEL METRO POCO ANTES DE QUE SE PRODUJERA EL ATENTADO

El joven trabaja en el barrio europeo de Bruselas, y explica que él salió de la estación de metro de Malbeek “poco antes de que se produjera el atentado”.

“Poco después, empezó a salir humo desde allí. Luego todo se precipitó y hubo momentos de pánico”, relata.

“SE TOMÓ EL CONTROL DE LA SITUACIÓN CON MUCHA VELOCIDAD”

Así, Vicens constata que las autoridades belgas actuaron “con rapidez” e inmediatamente acordonaron la zona donde se había producido el ataque.

Según indica, a lo largo de la mañana, la presencia del ejército se hizo más latente, si bien, admite que “ya está muy presente desde el mes de noviembre”, cuando se activó el nivel 4 de alerta en la capital belga.

“Tomaron el control de la situación con mucha velocidad”, recalca en relación a la efectividad de las fuerzas de seguridad belgas.

Este miércoles ha acudido al aeropuerto con “tres horas de antelación”, tal y como le recomendó la compañía aérea. No obstante, ante de llegar a la terminal del aeródromo de Charleroi, ha tenido que caminar durante aproximadamente 1,5 kilómetros, debido a que el taxi le ha dejado a esa distancia de su destino.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.