La primera mitad del año hidrológico reducen la falta de lluvias del 40 al 10% y los embalses están al 67,7%

Las precipitaciones acumuladas desde que comenzó el presente año hidrológico (1 de octubre de 2015 a 30 de septiembre de 2016) se sitúan en torno a 342 litros por metro cuadrado hasta el 14 de marzo, lo que representa un 10 por ciento menos que lo normal para este periodo, que son 380 litros por metro cuadrado.

Sin embargo, los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) reflejan que el déficit de precipitaciones se ha reducido del 40 por ciento de finales de diciembre (al término del primer trimestre) hasta el 10 por ciento en el segundo trimestre del año hidrológico.

El jefe de predicción de la AEMET, Ángel Alcázar, ha explicado que el presente año hidrológico se caracteriza por registrar lluvias por debajo de los valores medios del periodo de referencia (1981-2010).

En concreto, ha precisado que este déficit alcanzó su “máximo” a finales de diciembre, cuando las precipitaciones no superaban el 40 por ciento de esos valores. Sin embargo, los meses de enero y febrero resultaron muy húmedos, hasta que el balance hídrico se ha reducido hasta el 10 por ciento de déficit.

En concreto, en los primeros cinco meses y medio del año hidrológico, ha llovido más de lo normal en gran parte del cuadrante noroeste peninsular, en País Vasco, Navarra y La Rioja, así como en extensas zonas de Aragón y pequeñas áreas al oeste de Castellón y norte de Canarias.

Asimismo, ha añadido que en un área del oeste de Castilla y León y sureste de Galicia, y en otra que abarca País Vasco, La Rioja, sur de Navarra y centro de Aragón ha llovido más de un 25 por ciento por encima del valor normal.

Por el contrario, en gran parte de la mitad sur peninsular, Cataluña y Baleares, en algunas zonas al este de la comunidad de Madrid, sur de Aragón e islas accidentales de Canarias, las cantidades totales no llegan al 75 por ciento de lo normal. De hecho, ha destacado que no ha llovido ni la mitad de lo normal en el nordeste de Cataluña, este de Baleares, sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, algunas pequeñas áreas del sureste de Andalucía, y en las islas de El Hierro y La Palma.

De todas las precipitaciones acumuladas, los embalses albergan 37.897 hectómetros cúbicos de agua hasta el 22 de marzo, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que precisan que la reserva hidráulica se encuentra al 67,7 por ciento de su capacidad total.

En concreto, entre el 15 y el 22 de marzo, los embalses perdieron 106 hectómetros cúbicos de agua embalsada (-0,2 por ciento) y las principales variaciones se produjeron en Miño-Sil; que perdió 91 hectómetros cúbicos y el Guadiana, que ganó 48 hectómetros cúbicos.

Las precipitaciones han sido abundantes en toda la Península y la máxima se ha producido en Huesca, donde se han acumulado 65,8 litros por metro cuadrado.

Por ámbitos, en la actualidad la reserva se encuentra al 87,3 por ciento en Cantábrico Oriental; al 81,2 por ciento en Cantábrico occidental; al 84 por ciento, Miño-Sil; al 89,6 por ciento en Galicia Costa; al 100 por 100 las cuencas internas del País Vasco; al 85,7 por ciento el Duero; al 62 por ciento, el Tajo y al 66,5 por ciento, Guadiana.

Además, Tinto, Odiel y Piedras está al 76,9 por ciento; Guadalete-Barbate, al 65,1 por ciento; Guadalquivir, al 62,1 por ciento; la cuenca Mediterránea Andaluza, al 46,4 por ciento; Segura, al 39,9 por ciento; Júcar, al 39,3 por ciento; Ebro, al 76,4 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 65,7 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here