5 marzo 2016

Fuego en la finca de Michael Douglas en Valldemossa

Fuego en la finca de Michael Douglas en Valldemossa

Una quema controlada ha sido el origen del fuego que se ha iniciado en una zona de pinar dentro de la finca de S’Estaca (Port de Valldemossa) propiedad del actor Michael Douglas y de su exmujer Diandra Lucker.

Según ha podido saber cronicabalear.es, el responsable del cuidado de la finca había llevado a cabo una quema controlada y, tras comprobar que el fuego parecía haber quedado completamente apagado, abandonó el lugar.

Sin embargo, las fuertes rachas de viento reinantes parece que reavivaron algún rescoldo y se generó un incendio que gradualmente fue cogiendo fuerza hasta que, poco antes de las nueve de la noche, saltaron las alarmas.

Hasta el lugar se desplazaron entonces unidades de la Policía Local de Valldemossa y la Guardia Civil a los que se sumaron después los Bomberos de Mallorca, personal del Ibanat, Protección Civil de Valldemossa y una unidad de Emergencia del 112 que trabajaron durante varias horas en unas condiciones muy difíciles pues al fuerte viento se sumó la falta de visibilidad y el hecho de que las llamas se produjeron en un terreno muy inclinado.

El alcalde de Valldemossa, Nadal Torres Bujosa, también se interesó por lo ocurrido y se acercó hasta el lugar para conocer de primera mano el alcance de lo sucedido.

Tras una hora y media de trabajo, el fuego se daba por controlado pero varias unidades quedaron de retén en el lugar durante toda la noche como medida de precaución.

Los encantos de S’Estaca no sedujeron a Catherine Zeta-Jones

La finca de S’Estaca fue comprada  en 1989 por el actor Michael Douglas cuando se casó con Diandra Lucker, de quien se separó en el año 2000.

El matrimonio llevó a cabo una serie de reformas sobre la antigua vivienda –que había pertenecido al  Archiduque Luis Salvador de Austria, quien la compró en 1878- y que no estuvieron exentas de polémica.

A raíz del divorcio de la pareja (en el año 2000) se estableció un  régimen de alternancia en la que Douglas y Lucker alternaban la posesión de la finca por periodos de seis meses.

Pero los encantos de S’Estaca no fueron suficientes para seducir a la nueva pareja del actor, Catherine Zeta-Jones, quien no acabó de sentirse a gusto en la isla (tanto por el clima como por el hecho de que la pareja compartieran la vivienda) y a lo que se sumaron los quebraderos de cabeza que suponía el hecho de que cada vez que finca cambiaba de manos entre la antigua pareja Douglas-Lucker, se procedía a cambiar la decoración y parte del mobiliario a gusto del que tenía el turno para su disfrute.

Así las cosas, Michael Douglas puso en venta la finca hace un par de años por un montante de 50 millones de euros. Una finca que tiene una extensión de 100 hectáreas y  que consta de cinco apartamentos, diez dormitorios, un Loft y dos pequeñas construcciones con cabida para unas 20 personas.

También te puede interesar

One Response

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.