El tribunal interroga este martes a la exsecretaria de Urdangarin y a uno de sus sobrinos

FOTO: EUROPA PRESS

El tribunal encargado de juzgar a los 17 acusados que se sientan en el banquillo por el caso Nóos interrogará este martes, a partir de las 9.15 horas, a la exsecretaria de Iñaki Urdangarin, Julita Cuquerella, a uno de los sobrinos del exduque, Jan Gui, y a otros extrabajadores supuestamente ‘ficticios’ que fueron contratados en el Instituto Nóos y otras mercantiles a éste vinculadas.

Tal y como sostienen las acusaciones, tanto Urdangarin como su exsocio Diego Torres fingieron la contratación de empleados en la entidad y en otras empresas de su entramado, entre ellas Aizoon -de cuya mitad es propietaria la Infanta Cristina-, en aras a simular la actividad de estas entidades así como justificar y “ennegrecer” los ingresos que obtenía que de forma irregular obtuvieron de las instituciones.

De hecho, varios de ellos han confirmado que, pese a estar dados de alta en estas sociedades, no realizaban trabajo alguno para las mismas, mientras que otros han explicado que cobraban de varias de ellas.

Junto a Cuquerella y Jan Gui están citados Iván Carballido -coordinador de la línea de publicaciones del Instituto Nóos-, María Luisa Caro, Ana María Blázquez, Elsa Sánchez, Yolanda Yeste, Susana Yeste, Marta Pérez, Josefa Garrido y Belén Ariza.

Finalmente, el miércoles serán interpelados la propia Rosa Estaràs así como extrabajadores como Marcel Planellas, Ka Li Shan Wu, Begoña Toldrà, Mario Manuel de Melero, Luis Mohedano, Miguel Pietx, Ernest Companys, José Javier Torres, Carlos Zuriguel, Carlos Amador, Genoveva Gómez y Pedro Ralda.

El excontable del Instituto Marco Antonio Tejeiro, acusado en la causa, explicó en su declaración que tan sólo dos de los empleados de Aizoon eran reales mientras que el resto eran empleados ‘ficticios’ que, aun estando de alta en la Seguridad Social, no llevaban a cabo ningún tipo de actividad para la mercantil, todo ello con el objetivo además de aumentar los gastos deducibles así como la disminución de la base imponible en el Impuesto de Sociedades.

Entre el personal de Aizoon se encontraban varios empleados del servicio doméstico del palacete que Urdangarin y su mujer poseen en el barrio barcelonés de Pedralbes, además de una estudiante, una encuestadora, un asesor, dos personas que “nunca nadie ha visto trabajar” para la empresa, un “chico de los recados”, una analista del estilo de vida de los deportistas y una persona con estudios de enfermería haciendo “cortas y pegas” de artículos de Internet, tal y como sostiene la Fiscalía Anticorrupción.

También fueron contratados de forma ficticia los sobrinos de Urdangarin Jan, Lucas y Lucía Gui, además de otros empleados del hogar que trabajaban en la vivienda de Julita Cuquerella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here