11 Marzo 2016

Acusan de “desidia” al cuerpo diplomático español en Rusia en el caso de la ibicenca que no logra venir a España con su hjija

Acusan de “desidia” al cuerpo diplomático español en Rusia en el caso de la ibicenca que no logra venir a España con su hjija

Máxima indignación en el entorno familiar de Teresa Gregorio y entre diversos partidos políticos y colectivos sociales ante la desidia del cuerpo diplomático español en Moscú en el caso de la madre soltera Teresa Gregorio, que lleva atrapada en Moscú 8 meses desde que nació por gestación subrogada su hija Karla en Rusia como consecuencia de que las autoridades españolas en Moscú niegan el salvoconducto a la menor para viajar a España con su madre reconocida como tal por las autoridades de la Federación Rusa.

Desde que el pasado 4 de marzo Teresa Gregorio decidió explicar a la opinión pública su grave situación en Moscú, las autoridades españolas ni se han interesado por su caso ni le han facilitado asistencia pediátrica o social para cuidar a su bebé en las mínimas condiciones.

Así, el embajador español en la Federación Rusa José Ignacio Carbajal respondía por email al abogado de Teresa Gregorio el 10 de marzo que “la embajada carece de competencias en relación con el tema que plantea, cuya resolución corresponde plenamente al juez encargado del Registro Civil Consular, al que recomiendo que se dirija”. La respuesta del embajador, que ha indignado al círculo de Teresa Gregorio, se produce además conociendo el diplomático que Gregorio está viviendo en Rusia de forma irregular porque ha superado el visado de estancia permitida en Rusia y que, en el caso de ser expulsada, debería dejar a su hija en un orfanato ruso.

La perplejidad ante la inoperancia diplomática española en Moscú se extiende también al cuerpo consular. El Cónsul General Adjunto responsable del Registro Civil español en Moscú Julio Díaz Sevillano se halla oficialmente de viaje al menos desde el llamamiento público de Teresa Gregorio el 4 de marzo y, según fuentes consulares, no se reincorporará a su despacho hasta el próximo lunes 14 de marzo.

Entretanto, tampoco el Cónsul General Miguel Bauzá More ha mostrado interés alguno en conocer la situación de emergencia de Teresa Gregorio ni le ha ofrecido ayuda pediátrica o social, conociendo que la situación personal, económica y familiar es muy grave como consecuencia de que, al residir de manera irregular en Rusia, Gregorio tiene miedo de salir de su apartamento para comprar los alimentos necesarios y tampoco puede acudir con normalidad a centros hospitalarios rusos para la asistencia sanitaria de la niña o eventualmente de ella misma.

En la misma línea se pronuncia la Consejera de Información de la Embajada española en Rusia María Llinares, quien, por escrito ante la petición de información sobre el caso de Teresa Gregorio, afirma que “las relaciones con los medios de comunicación en materia de Asuntos Consulares está centralizada en la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en Madrid”.

Desde el Consulado lo que se manifiesta al abogado de Teresa Gregorio es que las autoridades españolas no registrarán a su hija Karla ni darán el salvaconducto a la menor para viajar a España en tanto no se pronuncie el Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre el recurso presentado por el abogado de Gregorio el 7 de marzo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo refiriéndose a su anterior escrito de 21 de enero pasado. En su solicitud, Teresa Gregorio recuerda y aporta la inscripción de la menor en el Registro Civil de Moscú y una sentencia del Tribunal de San Petersburgo, que reconocen la legalidad de la maternidad de Teresa Gregorio por el procedimiento de gestación subrogada que es legal en Rusia.

Teresa Gregorio anuncia paralelamente acciones legales contra el Cónsul de España en Moscú “por prevaricación administrativa, dado que me niega algo que habitualmente conceden otros Consulados españoles en países donde la gestación subrogada también está autorizada”.

Gregorio lleva desde el pasado 29 de junio de 2015 atrapada en Moscú debido a la imposibilidad de obtener un documento de viaje o salvoconducto para su hija Karla, razón por la que no regresa a España para no dejar en situación de desamparo a su hija.

Su situación es, además, muy vulnerable por cuanto el visado a extranjeros en la Federación Rusa, aunque sea por un año con entrada múltiple, no puede prolongarse más de 90 días seguidos durante un periodo de 180 días. Al haber sobrepasado ya ampliamente estos plazos, Teresa Gregorio puede ser expulsada de inmediato de Rusia, además de ser condenada a una multa administrativa y la prohibición de entrada en Rusia durante 10 años.

Gregorio: “El Cónsul me trata como una delincuente”

Teresa Gregorio afirma que “he sido tratada por el Cónsul Adjunto Díaz Sevillano como una delincuente, me ha amedrentado diciéndome que tendría que dejar a mi hija en un orfanato ruso y un sinfín de maldades más. Vivo con miedo permanente, miedo a ponerme enferma y no poder atender a mi hija Karla o, lo que es peor, a que enferme ella. ¿Dónde voy para ser atendida? No tenemos derecho a ningún tipo de asistencia y nuestros recursos después de 8 meses aquí atrapada por la burocracia española son ya muy limitados. Diariamente economizo lo que puedo, priorizando aquello que mi hija necesita y el alquiler, ya que en caso de quedarme en la calle no sé adónde podría ir”.

La niña, de nombre Karla María Gregorio Roig, nació en Moscú de madre española soltera el pasado 7 de julio de 2015 mediante un proceso de gestación sustitutiva. La madre María Teresa Gregorio Roig, de 47 años de edad, es empresaria de carpintería y reside en Ibiza.

PP y Ciudadanos presentan Proposiciones No de Ley

El Partido Popular de Baleares y Ciudadanos en Madrid han presentado este mes de marzo iniciativas parlamentarias sobre esta situación y la regulación de la gestación subrogada.

En las Baleares, el diputado del PP Miquel Jerez ha presentado el 10 de marzo una Proposición No de Ley ante el Parlamento autonómico con carácter urgente para que el Consulado español en Moscú otorgue el salvoconducto a la hija de la ibicenca Teresa Gregorio de acuerdo con lo que establecen los artículos 7 y 8 del Real Decreto 116/2013 sobre expedición de pasaporte provisional y salvoconducto y de acuerdo con la Orden del Ministerio a los Consulados españoles para la inscripción de los menores nacidos por gestación subrogada. La iniciativa parlamentaria será votada en el Pleno autonómico previsiblemente el martes 22 de marzo y en principio será aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos de Baleares.

El diputado popular autonómico Miquel Jerez, tras consulta interna con la dirección nacional del Partido Popular, ha solicitado también en la Proposición No de Ley “la modificación de la Ley de Registro Civil para facilitar la inscripción en el mismo de los menores nacidos por gestación subrogada en el extranjero de acuerdo con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que protege el interés superior del menor frente a cualquier otro, y que dé traslado del acuerdo al Defensor del Menor, al Defensor del Pueblo, al Embajador español en Rusia, al Cónsul español en Moscú y a la Comisión Europea de Derechos Humanos”. En opinión de Miquel Jerez, “el sentido común tiene que imponerse a la burocracia”.

También Ciudadanos ha presentado a principios de marzo otra Proposición No de Ley para que se debata la gestación subrogada en el Pleno de la Asamblea de Madrid, que han suscrito los diputados autonómicos Ignacio Aguado y Eva Borox. En su iniciativa parlamentaria, expresan la urgencia de legalizar de facto la gestación por subrogación en España en base a la Instrucción de octubre de 2010 de la Dirección General de Registros y Notariados, que ya entonces permitió inscribir en el Registro español las relaciones de filiación declaradas por tribunales extranjeros.

Intentando ser madre desde 2006

 

María Teresa Gregorio inició esta travesía en 2006, cuando intentó diversos procesos de adopción por mediación del Consell de Ibiza y el Gobierno Balear desde Nepal y China. Al no conseguir la adopción por cambios legislativos en estos países para situaciones monoparentales, en 2014 decidió acudir a una empresa española referente en procesos de gestación subrogada para tramitar este nacimiento en Rusia.

 

Durante los primeros seis meses Teresa Gregorio estuvo viviendo en el Hotel Volga de Moscú y desde hace dos meses ha alquilado un apartamento, cuya renta roza los 1.000 euros mensuales. “Se me está acabando el dinero, así que dentro de poco tendré que pedir limosna delante del Consulado. No tengo ni cuna y duermo con la niña en la misma cama”, afirma. “Pero yo no me voy de Rusia sin mi hija y desde luego lo que quiero es volver a España”.

Para María Teresa Gregorio, “mi hija es española, de hecho, su única relación familiar es conmigo porque soy madre soltera, y el certificado de nacimiento ruso especifica claramente que mi hija es española”.

Según el servicio jurídico de la empresa española que ha tramitado el procedimiento de la gestación subrogada, “en casos similares tras el regreso a España con el menor, la madre comitente (española) reconoce la filiación del menor mediante adopción en un trámite de jurisdicción voluntaria que no suele durar más de cuatro meses. Por eso, la decisión del Consulado de España en Moscú es arbitraria y totalmente desproporcionada, y está causando un grave perjuicio a la madre y a la hija”.

“En otros países, como Estados Unidos o Grecia -afirman los abogados – sólo presentando una resolución judicial parecida a la que ha obtenido María Teresa Gregorio los Consulados proceden a la inscripción de los menores en los Registros Civiles, aunque los padres no hayan aportado material genético propio. Al ser madre soltera, el desamparo es todavía más dramático”.

Fundada en 1969 en Ibiza por su padre, Carpintería Gregori es un taller familiar especializado en trabajos de madera para la construcción y ebanistería. María Teresa Gregorio es la administradora de la empresa, que tiene en la actualidad cinco empleados. Debido a su situación familiar y por el hecho de haber estado ausente durante ocho meses, la empresa está a punto de quebrar. Su padre, de 70 años, se halla en un estado de salud delicado, camina con muletas, duerme con un respirador de oxígeno y también se inyecta diariamente dosis de insulina.

 

También te puede interesar

One Response

  • De acuerdo en que se solucione cuanto antes y que por supuesto nuestra embajada se comprometa, pero esta mujer no se habia informado antes, su familia no lo habia hecho para que no se encontrara en esta tesitura y todo hubiese ido rodado. Es que es muy fácil, hago y después que me saquen del lio.

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.