Mar Blava se une a la plataforma Silent Oceans Coalition que busca evitar los perjuicios de la contaminación acústica

Foto: Alianza Mar Blava

La Alianza Mar Blava se ha unido a la Silent Oceans Coalition, una plataforma internacional compuesta por 26 organizaciones que trabajan conjuntamente para lograr una reducción de los niveles de ruido submarino de origen antropogénico en los mares y océanos del mundo y su regulación a nivel mundial.

La entidad Ocean Care, adherida a la Alianza Mar Blava, es cofundadora y principal promotora de la Silent Oceans Coalition.

Según han explicado desde la Alianza, desde 2002 las campañas emprendidas por la Silent Oceans Coalition han logrado que los responsables políticos de diferentes países, así como diversas instituciones internacionales, hayan comenzado a reconocer la amenaza que para la vida marina supone la contaminación acústica y hayan recomendado precaución en el uso de ruido antropogénico en los océanos.

De hecho, la Organización de Naciones Unidas reconoció en 2005 que la contaminación acústica es una de las cinco mayores amenazas para los mamíferos marinos y una de las diez mayores amenazas para los océanos. Por ello, la ONU ha establecido la reducción y regulación de la contaminación acústica del océano como una de sus altas prioridades.

Con el fin de que los océanos recuperen su silencio original, la Silent Oceans Campaign demanda, entre otras cosas, que se instaure un marco normativo internacional para reducir la contaminación acústica del océano y que los hábitats sensibles para la fauna y las áreas marinas protegidas no se vean sometidos a fuentes de contaminación acústica submarina, entre otras cosas.

Una de las principales fuentes de contaminación acústica del medio marino, según Mar Blava, son las prospecciones sísmicas de las exploraciones petrolíferas, con consecuencias fatales para la fauna marina.

LA ALIANZA SE UNE A LA LUCHA EN PORTUGAL

La Alianza Mar Blava se ha sumado a una campaña de apoyo a las asociaciones y Ayuntamientos que luchan contra las prospecciones de hidrocarburos en aguas del Algarve portugués.

Una quincena de entidades, entre las que se encuentra la Alianza Mar Blava, han dirigido un escrito conjunto al Gobierno luso para llamar su atención sobre la preocupación internacional ante el negativo impacto que tendrían estas prospecciones petrolíferas para el medio ambiente, la pesca y el turismo del sur y suroeste de Portugal.

En ese documento se demanda al Gobierno luso que lleve a cabo una evaluación de impacto ambiental estratégica independiente de esos proyectos, un total de siete, cuyos promotores son las empresas petroleras Repsol, Partex O&G, Kosmos Energy, Galp y ENI.

Por un lado, el Algarve es la principal zona turística de Portugal, por lo que el impacto de estos proyectos sobre esta industria sería potencialmente muy elevada. Además, la costa del Algarve es el hogar de una gran variedad de fauna marina y el Parque Natural del Suroeste Alentejano y la Costa Vicentina es un área protegida que encierra una amplia zona marina, con gran importancia para la pesca.

“Expresamos nuestra solidaridad con la población y las instituciones del Algarve porque, como en el caso de las Islas Baleares y toda la cuenca Mediterránea, consideramos absurdo poner en peligro la riqueza económica y ambiental a largo plazo de importantes poblaciones, agravando al tiempo el problema del cambio climático, a causa del interés de las empresas petroleras de conseguir beneficios a corto plazo”, han declarado los portavoces de la Alianza Mar Blava.

“La exploración y explotación de petróleo y gas no solo podría tener graves consecuencias socioeconómicas en el sector de la pesca y el turismo de la zona del Algarve, sino que también podría afectar a la seguridad alimentaria de la población local”, han añadido desde la Alianza Mar Blava.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here