15 febrero 2016

La Fiscalía considera que la declaración de Matas no fue la de un ‘arrepentido’

La Fiscalía considera que la declaración de Matas no fue la de un ‘arrepentido’

La Fiscalía no considera que la declaración efectuada por el expresidente del Govern Jaume Matas en el marco del juicio del caso Nóos fuese la de un ‘arrepentido’, al descargar en sus subordinados las presuntas irregularidades producidas durante la tramitación de los expedientes por los que fue contratado el Instituto Nóos para la celebración de dos foros sobre turismo y deporte en Palma, por los que la entidad percibió 2,3 millones de euros públicos.

Fuentes del Ministerio Público han señalado a Europa Press que la declaración fue, de hecho, la de una “anguila” puesto que “en todo momento” eludió asumir responsabilidad alguna en lo que a un presunto desvío de fondos se refiere. La Fiscalía sostiene en este sentido que Matas evitó así admitir el delito de malversación que pesa sobre él y, pese a las negociaciones llevadas a cabo en las últimas semanas de cara a alcanzar un acuerdo de conformidad, no efectuó un reconocimiento completo de los hechos que permita suscribir un pacto.

Tan sólo se limitó, añaden las fuentes, a admitir que ordenó la contratación de Iñaki Urdangarin para la organización de la primera edición de los denominados Illes Balears Forum, un hecho que, advierte la Fiscalía, no es suficiente si el exministro quiere ver rebajada la condena que se le solicita -11 años de cárcel-.

El Ministerio Fiscal es tajante en este sentido: mantendrá su petición de 11 años si Matas insiste en no reconocer de forma íntegra la totalidad de delitos que le imputa y no devuelve todo el dinero malversado de las arcas autonómicas; solicitará entre seis y ocho años en caso de que pague los fondos pero continúe sin admitir el delito de malversación y, por tanto, su intervención en el amaño de la contratación y, finalmente, rebajaría la pena hasta los cuatro años en caso de que se den conjuntamente estas dos circunstancias.

En su comparecencia como acusado ante el tribunal encargado de juzgar la causa, Matas manfestó que “nos interesaba estar bien con Iñaki Urdangarin y especialmente con la Familia Real”, motivo por el que dio la instrucción de contratar al marido de la Infanta Cristina para poner en marcha diversos proyectos deportivos en las islas, “decisión inicial que admito que ha desembocado en estas actuaciones judiciales”.

Sin embargo, se desmarcó de la forma en que fue materializada la contratación: “visto lo visto, falló estrepitosa y escandalosamente la justificación y el control del gasto efectuado”, aseveró.

SUPO SORTEAR “COMO UNA ANGUILA” LAS PREGUNTAS

La Fiscalía considera que el exdirigente del PP supo sortear como “una anguila” las preguntas que pudieran incriminarle al respecto, sin que en ningún instante mostrara la más mínima muestra de arrepentimiento sobre el procedimiento que se siguió y la ausencia de justificación de los pagos realizados por el Govern.

En su escrito de acusación, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach apunta a la “farsa orquestada” por Matas para posibilitar la contratación ‘a dedo’ de Nóos y beneficiar de este modo a sus responsables, Iñaki Urdangarin y Diego Torres. El fiscal Pedro Horrach le atribuye en concreto un delito continuado de malversación de caudales públicos en concurso con otro de prevaricación y falsedad en documento público (ocho años de prisión y 20 de inhabilitación absoluta) y un último de fraude a la administración (tres años y diez de inhabilitación).

El fiscal considera que el papel que ejerció Matas fue decisivo para que el Ejecutivo autonómico destinase de forma fraudulenta 1,2 millones de euros a la celebración del primer Illes Balears Forum (2005) y 1,085 millones al segundo (2006), además de 54.520 al seguimiento de la repercusión del equipo ciclista Illes Balears – Banesto; 174.000 a la creación de la oficina del proyecto de este equipo deportivo, y 116.566 a la elaboración de material promocional del Illes Balears.

DECLARACIONES DE SUS SUBORDINADOS

Por su parte, con vehemencia y sin excepciones, cuatro de los cinco exaltos cargos de Baleares acusados en el marco del caso Nóos responsabilizaron al exministro de las decisiones adoptadas a la hora de contratar con Urdangarin y Torres.

Tanto el exdirector general de Deportes José Luis ‘Pepote’ Ballester como el exgerente de la Fundación Illesport Gonzalo Bernal, el exdirector gerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Juan Carlos Alía y el exasesor jurídico de esta entidad Miquel Àngel Bonet señalaron tajantes que las directrices partieron siempre del exmandatario autonómico, sobre quien pesan dos condenas firmes por corrupción, por una de las cuales cumplió nueve meses en prisión.

También te puede interesar

One Response

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.