18 Febrero 2016

La exdelegada de Madrid 16 afirma que fue Urdangarin quien le llamó para colaborar en la candidatura

La exdelegada de Madrid 16 afirma que fue Urdangarin quien le llamó para colaborar en la candidatura

La exconsejera delegada de la Fundación Madrid 16, dependiente del Ayuntamiento de la capital madrileña, Mercedes Coghen, ha manifestado, en su declaración como acusada en el juicio del caso Nóos, que fue Iñaki Urdangarin quien le llamó para proponerle una colaboración activa de cara a la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de Madrid de 2016. La iniciativa conllevó a cambio el pago de 6.000 euros públicos mensuales, que ascendieron a un total de 114.000.

Tal y como ha explicado, en esa conversación Urdangarin le habló de su fundación Cultura, Deporte e Integración Social (FDCIS) -considerada sucesora del Instituto Nóos- y en abril de 2007 se reunió en el Ayuntamiento con él y con su exsocio Diego Torres para abordar el proyecto. También estaban presentes, entre otros, el entonces director financiero Gerardo Corral, y quien fuera director de Deportes del Ayuntamiento bajo la alcaldía de Alberto Ruiz Gallardón, Miguel de la Villa.

“Nos explicaron cómo podrían colaborar con la candidatura, el bagaje que tenían, su experiencia y cómo el deporte podía ayudar a integrar a estamentos desfavorecidos. Nos interesaba y queríamos aprovechar esa sinergia”, ha recordado Coghen, única acusada por estos hechos.

Tal y como ha manifestado, era la segunda vez que Madrid se presentaba a la candidatura y “había que darle un aire distinto porque, si no, no iba a ser muy creíble el mensaje. Debía servir para apoyar la comunicación, el logo y las acciones que se llevaran a cabo”. “Teníamos una necesidad crucial de trabajar en ello”, ha incidido.

A partir de esas negociaciones, ha señalado que no volvió a tener conocimiento de las gestiones que se llevaron a cabo. No obstante, ha apuntado que fue más adelante cuando el director general de la candidatura, Antonio Fernández Alemany, le dijo que la FDCIS “pedía un dinero y le parecía que era bastante”. “Le insté a que negociaran y fue lo que pasó”. Coghen ha señalado que inicialmente reclamaban entre 10.000 y 15.000 euros mensuales, que al final quedaron establecidos en 6.000.

Según la Fiscalía, las entregas de dinero fueron efectuadas mediante 15 transferencias de 6.000 euros y dos de 12.000, repartidas entre octubre de 2007 y noviembre de 2009, pese a que el convenio rubricado para el proyecto no contemplaba contraprestación económica alguna y sin que conste trabajo alguno por parte de la FDCIS que las justifique.

En concreto, el convenio fue rubricado el 7 de octubre de 2007 entre Miguel de la Villa en nombre de Madrid 16, y Torres en representación de la sucesora de Nóos, con una duración prevista de dos años -hasta octubre de 2009-.

Al ser inquirida por Horrach sobre por qué los fondos fueron abonados en concepto de ‘donación’, Coghen, para quien la Fiscalía reclama seis años y medio de cárcel y Manos Limpias, once, ha respondido: “No se lo puedo decir. Fue una propuesta de la FDCIS y no les pareció mal. Es una figura que existe entre las fundaciones, una práctica que también está admitida en los estatutos de Madrid 16”.

La acusada ha incidido en este contexto que, con este convenio, “no se le dio ningún trato especial a Urdangarin”.

‘MEMORIA’ DE CUATRO PÁGINAS

Del mismo modo, le ha sido exhibido un documento con el título ‘Memoria’ anotado a mano y fechado el 2 de diciembre de 2011, más de dos años después de que finalizase la vigencia del convenio y 25 días después de los registros efectuados en el marco de la denominada Operación Babel (7 de noviembre de ese año), que dio lugar al estallido del caso Nóos.

Como supuesta autora de la misma, la propia Coghen, según la Fiscalía. Un “intento burdo”, a juicio del Ministerio Público, de “justificar ‘a posteriori’ las entregas de dinero que, en su momento, se realizaron desde la Fundación Madrid 16 a la FDCIS”, a la que la acusación considera “una prolongación del Instituto Nóos”.

Sin embargo, Coghen ha negado que fuese su letra la del documento y, además, ha señalado que lo elaboró en diciembre de 2007 a petición del entonces vicealcalde de Madrid “a raíz de las noticias que habían salido en prensa” al respecto. “Tuve que llamar a muchas personas para que me dijeran dónde estaba el convenio”, ha manifestado.

La única alusión a Ruiz Gallardón la ha hecho para recordar que “le pareció bien mi nombramiento”, afirmando que “no despachaba periódicamente con él”.

En concreto, mediante el convenio suscrito entre Madrid 16 y la FDCIS, las dos partes se comprometían a colaborar mediante la realización de actividades dirigidas, entre otros objetivos, a impulsar la utilización del deporte como herramienta de integración social de colectivos desfavorecidos; generar la producción de investigaciones y estudios, aplicar los materiales de la FDCIS al estudio de experiencias sociales exitosas apoyadas por Madrid 16, y generar sinergias institucionales.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.