El bebé que dejó de respirar y volvió a la vida gracias a un vecino agente de la Guardia Civil

urgencias,son espases,

Un bebé de tan sólo 12 meses de edad logró salvar la vida el pasado sábado  en un domicilio de Palma gracias a la colaboración de un agente de la Guardia Civil.

Los hechos sucedieron en torno a las 20,30 horas cuando una vecina de un edificio de La Vileta de Palma comenzó a gritar totalmente desquiciada porque su bebé había dejado de respirar y no reaccionaba. Rápidamente, un vecino del inmueble -que es agente de la Guardia Civil- acudió al auxilio de la víctima.

Una vez allí, le quitó el pequeño al padre, colocó al bebé boca abajo sobre su pierna (durante un minuto aproximadamente)  mientras que el padre le introducía los dedos en la boca para que pudiera respirar. Pasados unos instantes, el niño comenzó a vomitar, la respiración se estabilizó y el pequeño rompió a llorar.

“Vimos como el padre se abrazaba al vecino y le daba las gracias. Allí había mucha gente pero nadie sabía que había que hacer. Es una situación extraña en la que quieres ayudar pero no sabes como hacerlo. Menos mal que el guardia tenía idea y le salvó la vida al niño”, comenta uno de los testigos.

Unos instantes después llegaron las ambulancias y los médicos atendieron al pequeño en el lugar. “Hoy ya me puedo acostar tranquilo, con el deber cumplido como ciudadano, vecino, y Guardia Civil”, pude escuchar que comentaba el agente al resto de vecinos.

El bebé fue trasladado por una UVI móvil al Área de Pediatría del hospital de Son Espases.

23 Comentarios

  1. Ahí están siempre sin llamarlos pero siempre ayudando y no siempre reconocida su labor Viva la Guardia Civil
    Los mejores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here