17 febrero 2016

Baleares fue una de las regiones que arrancó el año liderando la creación de empleo, motivado por el turismo

Baleares fue una de las regiones que arrancó el año liderando la creación de empleo, motivado por el turismo
Foto : DAVID RAMOS

Baleares ha sido una de las comunidades autónomas que ha arrancado el 2016 liderando la creación de empleo, motivado principalmente por el turismo y el consumo, según las estimaciones del Servicio de Estudios del BBVA (BBVA Research).

Así, se espera que la economía española crezca un 2,7 por ciento en 2016, aunque el escenario está sujeto a riesgos como la volatilidad de los mercados, las dudas sobre China y la incertidumbre sobre la política económica en España, especialmente en la Comunidad y las regiones que acaparan mayor inversión extranjera.

Este análisis señala que la mejora del turismo posibilitó que las comunidades con un mayor peso del mismo disfrutaran de elevados crecimientos del empleo, lo que hizo que el PIB continuara incrementándose en mayor medida en Madrid, así como en las comunidades insulares y mediterráneas.

A la relativa dinamización del turismo se suma un comportamiento favorable del consumo privado, de ahí que prácticamente todas las comunidades mostraran una nueva aceleración en la afiliación a la Seguridad Social en el cuarto trimestre de 2015.

Las comunidades que han arrancado el año creciendo por encima de la media española son Baleares, Aragón, La Rioja, Cataluña y Murcia, mientras que Castilla y León, Asturias y Cantabria son las que están registrando los menores aumentos del PIB.

En cualquier caso, BBVA Research asegura que los datos de enero anticipan que ninguna comunidad destruirá empleo en el primer trimestre de 2016 y apuntan a que la afiliación podría incrementarse en torno al 1% en todo el Este del país, impulsada por el comportamiento del sector servicios.

En 2015, según la entidad, la economía consolidó la recuperación iniciada en la segunda parte de 2013, impulsada por vientos de cola como la disminución del precio del petróleo, las políticas fiscal y monetaria más expansivas y los cambios estructurales de los últimos años. A su parecer, este avance se reflejó de un modo heterogéneo en el comportamiento regional.

Los indicadores de consumo privado reflejan que, en conjunto, 2015 fue un año más dinámico que el anterior, puesto que el consumo se aceleró en todas las comunidades, aunque se frenó ligeramente en la última parte del año, salvo en Murcia y Cataluña. Según BBVA Research, la desaceleración del consumo se estaría notando más en las regiones del noroeste en el primer trimestre de este año.

De su lado, el sector residencial cerró 2015 en positivo pese al menor dinamismo en el segundo semestre, mientras que la inversión pública se desaceleró. La inversión en bienes de equipo, en cambio, cogió fuerza en el conjunto del año y ha resultado “clave” para que la zona Norte del país haya cogido “tono”.

De cara al futuro, BBVA Research espera que la economía española crezca un 2,7% en 2016 y en 2017 y que se creen un millón de puestos de trabajo en los dos ejercicios. El turismo seguirá siendo un factor determinante en la mejoría del empleo y la actividad, lo que hará que crezca más el Este del país.

RIESGOS PARA EL CRECIMIENTO

En cualquier caso, la entidad recuerda que el escenario está sujeto a diversos riesgos externos e internos, como la volatilidad de los mercados, las dudas sobre China y la incertidumbre sobre la política económica en España. A su parecer, los riesgos son más elevados para el Este, donde se encuentran las comunidades que acaparan la inversión extranjera o cuyas empresas operan con un mayor nivel de apalancamiento (Madrid, Cataluña, País Vasco).

Además, la reducción de la confianza de los hogares podría afectar en mayor medida a actividades como el turismo. Por su parte, los riesgos asociados a la desaceleración de las economías emergentes tendrían un mayor impacto para las economías con un sector exportador potente y diversificado en cuanto a destinos, como la Comunidad Valenciana y Cataluña, aunque también podrían verse afectadas la Comunidad de Madrid o País Vasco.

En definitiva, BBVA Research espera que el crecimiento se concentre fundamentalmente en las comunidades del Este de España, en las que el impulso del turismo y la mejora exportadora pueden tener un mayor impacto, aunque también es esta zona la que presenta una mayor exposición a los riesgos, por lo que la eventual materialización de los mismos reducirá en mayor medida sus tasas de crecimiento.

INCUMPLIMIENTO DEL DÉFICIT

Por otro lado, el Servicio de Estudios del BBVA repasa la reducción del déficit autonómico y asegura que la política fiscal autonómica se volvió “algo más expansiva” en 2015, lo que provocó que el déficit se mantuviera por encima del 1,5% del PIB, sólo dos décimas por debajo del déficit de 2014 y con un desvío de ocho décimas respecto al objetivo anual (0,7%).

A su parcer, los gobiernos con un mayor desequilibrio continuaron siendo los de la Comunidad Valenciana, Cataluña y Murcia, aunque se vieron diferencias relevantes entre ellas. Así, Murcia y Cataluña podrían haber realizado un ajuste del déficit cercano a las siete décimas del PIB, mientras que en la Comunidad Valenciana o Extremadura la información disponible no permite pensar que se hayan producido avances en la corrección del déficit en 2015.

DESVÍO TAMBIÉN EN 2016

De cara a 2016, BBVA Research asegura que la información de los presupuestos autonómicos anticipa que en todas las comunidades se producirá una corrección del desequilibrio fiscal, pero será “insuficiente” para alcanzar el objetivo del 0,3% en la mayoría de los casos.

En concreto, la entidad cree que Madrid, Islas Baleares, Galicia, La Rioja, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Navarra y País Vasco podrían cumplir el objetivo, mientras que en otras regiones habría que realizar ajustes adicionales a los presupuestados para recuperar la senda de consolidación fiscal comprometida.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.