¿Para qué sirven los antioxidantes?

Con frecuencia, oímos sobre los efectos antioxidantes de muchos alimentos y productos, y su papel en nuestro cuerpo.

No obstante, es muy probable que la mayoría de las personas no tienen idea de lo que están hablando.

¿Quieres saber de qué se trata esto?

Ven y aprende todo sobre los antioxidantes en términos simples.

¿Qué son los antioxidantes y cómo funcionan?

Para saber qué son los antioxidantes y su funcionamiento, comencemos por el nivel molecular.

Nuestro universo se encuentra formado por átomos, los cuales están constituidos por electrones, neutrones y protones, y estos se encuentran unidos por moléculas.

El ADN, las grasas y las proteínas que componen nuestro organismo, son moléculas formadas con decenas, centenas o millones de átomos unidos entre sí.

El cuerpo humano o el cuerpo de cualquier animal, funciona gracias a reacciones químicas llamadas “metabolismo” en el cual intervienen las moléculas.

Durante el mencionado proceso, las moléculas más grandes son descompuestas hasta formar moléculas más pequeñas, y de forma contraria, las moléculas más pequeñas se unen para formar moléculas más grandes.

Durante estos procesos, algunas moléculas pierden un electrón y así su estabilidad, convirtiéndose en radicales libres.

¿Qué es un radical libre?

Un radical libre es una molécula cargada eléctricamente, creada dentro de las células y puede dañar otras moléculas que son muy importantes como por ejemplo el ADN.

Los radicales libres también podrían crear una reacción en cadena, en la cual las moléculas que han sido atacadas por los radicales libres son transformadas también en radicales libres.

¿Cómo intervienen los antioxidantes?

Los antioxidantes ceden un electrón al radical libre (que es la molécula que carece de un electrón) siendo neutralizada de esta manera, evitando que sean dañadas otras moléculas.

Importancia de los radicales libres

Los radicales libres son formados durante el proceso de metabolismo, y de no existir los antioxidantes, estos dañarían nuestro organismo con rapidez.

Sin embargo, los radicales libres no solo se limitan a dañar otras moléculas. Nuestro cuerpo las utiliza para evitar infecciones y matar bacterias.

Para evitar que los radicales libres destruyan nuestro organismo y que también sirvan para protegerlo, debe haber un equilibrio entre la cantidad de radicales libres y la de antioxidantes.

Si existe un desequilibrio, como por ejemplo que haya más radicales libres que antioxidantes, se producirá algo conocido como estrés oxidativo y muchas moléculas resultarán perjudicadas, lo que significaría un mayor riesgo de sufrir todo tipo de enfermedades.

¿Qué estimula el número de radicales libres y el estrés oxidativo?

– Toxinas.
– Consumo excesivo de grasas poliinsaturadas.
– Carencia de antioxidantes.
– Niveles elevados de glucosa en sangre.
– Infecciones causadas por virus, hongos o bacterias.
– Falta o exceso de oxígeno en el cuerpo.
– Radiación y exposición excesiva al sol.
-Actividad física intensa y prolongada.
– Contaminación ambiental.
– Humo de tabaco.

Importancia de los antioxidantes

El ser humano goza de tener sus propias herramientas para generar antioxidantes, y otros seres vivos poseen sus propios mecanismos para combatir el estrés oxidativo y los radicales libres.

Por este motivo, podemos conseguir antioxidantes de casi todos los alimentos de origen vegetal y animal, para nosotros su consumo es muy importante.

¿Cuáles son las mejores fuentes de antioxidantes?

En los vegetales los antioxidantes son variados y amplios, mientras que en las carnes son numerosos.

El chocolate negro, el té verde y el café son fuentes óptimas de antioxidantes.

En último lugar, los antioxidantes también son usados en aditivos de alimentos naturales y procesados, lo que es hecho para conservarlos por mucho más tiempo.

¿Qué tipos de antioxidantes alimentarios existen?

En los alimentos podemos conseguir antioxidantes divididos en dos clases, unos son los liposolubes (solubles en grasa) y otros hidrosolubles (solubles en agua).

Estos son los principales antioxidantes que podrás conseguir en los alimentos:

  • Flavonoides: De origen vegetal.
  • Vitamina C: Principal antioxidante hidrosoluble.
  • Vitamina E: Principal antioxidantes liposoluble.

¿Son necesarios los suplementos de antioxidantes?

Cuando hablamos de antioxidantes, más no significa mejor.

Consumir de forma excesiva antioxidantes podría ser tóxico, pues podría generar el estrés oxidativo.

Algunos estudios demuestran la ineficacia de altos niveles de antioxidantes y afirman que los alimentos ricos en antioxidantes reducen el estrés oxidativo en mayor medida que los suplementos de antioxidantes

Se podría concluir que el consumo moderado de antioxidantes es nuestra mejor opción para poder aprovechar todos los beneficios de esta sustancia.

Para garantizar un nivel adecuado de antioxidantes, consume más verduras y frutas en lugar de recurrir a suplementos.

Por Natalia Olivares  Nutrición Sin Más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here