30 enero 2016

Los alcaldes de Santa Eulària y Sant Joan lamentan el “menosprecio” que supone la nueva consulta sobre la carretera

Los alcaldes de Santa Eulària y Sant Joan lamentan el “menosprecio” que supone la nueva consulta sobre la carretera
Imagen de archivo

Los alcaldes de Santa Eulària des Riu, Vicent Marí, y de Sant Joan de Labritja, Antoni Marí Marí ‘Carraca’, han asegurado que la nueva consulta popular sobre la carretera de Santa Eulària es un “menosprecio” a los procesos participativos realizados anteriormente.

También han defendido la necesidad de ejecutar “cuanto antes” el desdoblamiento de la parte inicial de la carretera de Santa Eulària hasta Can Clavos y acabar así con los problemas de seguridad y saturación que presenta esta vía y que afectan especialmente a vecinos y visitantes.

Los ediles han destacado el “gran proceso participativo” que ha precedido el proyecto y han reiterado el “menosprecio” hacia esta participación que, para ellos, supone la nueva actitud del Consell.

Así, se han declarado “engañados y defraudados” por el inicio de la consulta, sobre la cual, el Consell todavía desconoce si será o no vinculante.

Los alcaldes convocarán plenos extraordinarios para que los representantes directos de los vecinos afectados aclaren su postura respecto a la carretera y sobre la consulta ahora iniciada.

Los equipos de gobierno de los dos municipios han fijado ya una postura común para denunciar “esta ruptura unilateral del consenso conseguido”.

“Estamos de acuerdo con que la palabra de los ciudadanos es sagrada, pero ¿por qué no vale nada la palabra de toda la gente que se pronunció en el proceso, la de los vecinos consultados, la de técnicos, asociaciones y la de instituciones que participamos? ¿Por qué no valen para nada los acuerdos plenarios de los Ayuntamientos, máxima representación de los ciudadanos?”, ha destacado Marí.

El edil de Sant Joan ha recordado que “en una consulta así, creo que el peso importante debe ser la opinión de la gente de los pueblos afectados, que son los que necesitan esta reforma para su supervivencia”, ha dicho.

Asimismo, han lamentado que se destinen 6.000 euros de las arcas públicas a la nueva encuesta “para contentar las bases de uno de los partidos que gobierna” y han criticado la “debilidad” del presidente insular, Vicent Torres.

“Es un teatro y un paripé”, ha lamentado el alcalde de Santa Eulària, quien ha añadido que “una silla no puede hipotecar el futuro de dos municipios”.

“Si el presidente no sabe hacer valer ni los acuerdos que el mismo apoyó cuando era regidor en Santa Eulària y que llevaba en programa electoral, que deje su cargo a alguien que sí lo sepa hacer”, ha añadido Antoni Marí.

Según han declarado, no se oponen a las consultas en proyectos nuevos, pero no en los cerrados y ampliamente consensuados.

Además han recordado que, tal y como se recuerda en la presentación de la consulta en la web del Consell, el proyecto tuvo una amplia participación para llegar a unos mínimos aceptables por parte de todas las partes.

Los ediles han remarcado también la falta de definición sobre lo que pasará si el resultado de la consulta es contraria al proyecto y las incongruencias y declaraciones contrarias efectuadas entre miembros del PSOE y de Podemos.

“No han explicado nada, sólo si este proyecto sí o no y si es que no, ¿hay alternativa?¿Se perderá la financiación del Estado”, han dicho

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.