11 enero 2016

El tribunal abronca al abogado de Torres por abrumar con documentos sin facilitar su ubicación en el sumario

El tribunal abronca al abogado de Torres por abrumar con documentos sin facilitar su ubicación en el sumario
Foto: Europa Press

La presidenta del tribunal de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, Samantha Romero, ha abroncado durante la sesión de la tarde del primer día de juicio del “caso Nóos” al abogado de Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, por abrumar a la sala con una ingente petición de pruebas y documentos sin facilitar adecuadamente su ubicación en el sumario, lo que hará “imposible” su ponderación.

La llamada de atención se ha producido cuando, a la hora de exponer nuevas pruebas de cara al análisis del caso el abogado Manuel González Peeters ha solicitado la aportación de determinados documentos como las cuentas anuales de diversas sociedades vinculadas a sus clientes Torres y Ana María Tejieron y su análisis conjunto con otros documentos ya incorporados a la causa instruida por el juez José Castro, que suma 100 tomos.

Al ver que González Peeters se extendía en sus peticiones, la magistrado Romero ha tomado la palabra para recordar al letrado que, en peticiones realizadas por escrito durante la fase intermedia del proceso no había facilitado “la ponderación de la sala de la prueba que propone” porque muchos de esos documentos eran aludidos sin especificar los folios que ocupan en el sumario. “Y esperaba el tribunal que en este acto que es para aclarar las cuestiones y que usted hiciera esas indicaciones”, le espetó la juez.

González Peeters le contestó que se trababa sobre todo de determinados papeles y testimonios de testigos que vendrían a avalar la “bondad de las facturas” emitidas por el Instituto Nóos.

En este punto la juez Romero le ha recordado que ya fue un “trabajo ímprobo” para la Sala localizar los documentos que en su día propuso, y que de no concretarlos el análisis de estas pruebas por el tribunal será “imposible”. “Lo tengo en la maleta esa, ¿La saco toda ya?”, respondió el letrado antes de proceder a entregar sus peticiones por escrito y en hasta siete CDs.

EL LAPSUS “SEXUAL” DE GONZÁLEZ PEETERS

En un momento de su intervención, el letrado ha sido víctima de un “lapsus linguae” al describirse como “heterodoxo sexual” cuando en realidad quería calificarse de heterodoxo procesal, provocando la risa de casi todos los presentes en la sala de vistas.

Desde la llegada de la causa a la Audiencia, el tribunal ha venido rechazando determinadas peticiones de testigos defendidas por este abogado, como fue la comparecencia del actual jefe de Estado Felipe VI y de su padre el juez emérito. Hoy a reincidido, aunque sin mencionar a ninguno de ellos, en la necesidad de que se produzcan sus interrogatorios.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.