11 Enero 2016

El PP acusa a Antoni Noguera de practicar un “consenso de fachada” en el proceso de elaboración del Pla Litoral Ponent

El PP acusa a Antoni Noguera de practicar un “consenso de fachada” en el proceso de elaboración del Pla Litoral Ponent

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Palma se ha abstenido en la sesión extraordinaria de la comisión de Urbanismo celebrada este lunes para aprobar el Pla Litoral Ponent, al que Cort dará, previsiblemente, su visto bueno a lo largo del pleno que tendrá lugar mañana martes, y ha acusado al segundo teniente de alcalde de Cort, Antoni Noguera, de practicar un “consenso de fachada” en el proceso de elaboración de dicho plan.

La portavoz del PP en Cort, Marga Durán, ha justificado el sentido de voto de su formación en la comisión en el hecho de que por parte del equipo de gobierno “no se ha buscado ningún tipo de consenso con la oposición”, como pone de manifiesto, ha dicho, que hasta el pasado viernes no se remitió el documento a los grupos políticos, es decir, apenas tres días antes de la reunión de la comisión.

“Hubiera sido necesaria una reunión de trabajo previa para que la oposición expusiera sus puntos de vista, en vez de enviar por correo electrónico un documento ya cerrado y sin posibilidad de aportar propuestas e ideas”, ha señalado Durán en un comunicado.

Esta circunstancia ha impedido, en su opinión, que el PP “pueda realizar aportaciones concretas a las asignaciones económicas de las actuaciones y medidas que se plantean en el plan, y que el documento se haya convertido en un ‘trágala’ donde solo cuenta el criterio de los partidos del pacto”, ha remarcado.

Así, Durán ha acusado al segundo teniente de alcalde, Antoni Noguera, de “practicar un consenso de fachada que, bajo el manto de un supuesto proceso participativo, es ajeno a la vocación plural con que nació este proyecto”, en abril de 2015, coincidiendo con la recta final de la anterior legislatura, cuando el PP todavía mantenía sus responsabilidades de gobierno en el Consistorio palmesano, ha explicado.

El Pla Litoral Ponent persigue llevar adelante un conjunto de 14 medidas con una clara vocación transversal, que abarcan desde acciones en el ámbito de la integración social hasta la creación de equipamientos y el fomento de la participación vecinal. Su ámbito de aplicación incluye diferentes zonas y barriadas situadas en el Ponent de Palma, como Cala Major, Sant Agustí, El Terreno y parte del Passeig Marítim y Santa Catalina.

La previsión es escalonar la ejecución de estas medidas en seis años, entre 2016 y 2022, con un presupuesto global de 25 millones de euros, que procederán, a partes iguales, de los fondos europeos y del Ayuntamiento de Palma.

COMPROMETE A VARIAS LEGISLATURAS

Todo ello supone, en palabras de Marga Durán, que el proyecto “compromete no solo la actual legislatura, sino la siguiente, y que tanto el actual gobierno municipal como el que le suceda deberá desembolsar 12,5 millones de euros, a razón de una media de algo más de dos millones anuales”.

Estos ambiciosos números y la prolongación del plan en la próxima legislatura constituyen, para la portavoz del PP, “razones más que suficientes para implicar a todas las fuerzas con representación municipal, pero las prisas, la precipitación y la ausencia de un auténtico espíritu de diálogo han mermado el proceso participativo que debía presidir la elaboración del proyecto”.

En cualquier caso, Marga Durán ha defendido con vehemencia el trabajo de los funcionarios municipales que son, a su juicio, “los auténticos artífices de este plan y que han ofrecido un ejemplo elogiable de esfuerzo y de implicación. Aquí, quienes no han cumplido con su trabajo y con su obligación son los representantes políticos, que pretenden aprobar un plan tan importante sin ofrecer margen de colaboración a la oposición, y aunque es cierto que en el urbanismo siempre hay prisas estas no deben impedir nunca el diálogo entre los grupos”.

En esta misma línea, la edil del PP Lourdes Bosch, que también ha estado presente en la reunión extraordinaria de la comisión de urbanismo celebrada este lunes, ha incidido en la necesidad de “desenmascarar el falso talante de diálogo y de participación del teniente de alcalde, porque si el objetivo de Noguera hubiera sido realmente llegar a un acuerdo unánime con la oposición, no se hubiera limitado a mandarnos el contenido del documento por correo electrónico el pasado viernes, sin ninguna encuentro previo”.

Bosch también ha criticado que el actual texto del plan “se remitió, inicialmente, sin un informe económico que avalase las inversiones previstas, a pesar de la elevada cuantía de las mismas”.

Finalmente, el informe ha sido entregado a última hora de esta mañana, a instancias de la queja que el PP ha formulado en este sentido en la comisión de Urbanismo. Sin embargo, su contenido queda absolutamente supeditado a la concesión de las subvenciones de los fondos europeos.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.