Detenido por subirse a un balcón de un piso de Palma y esconderse tras las macetas

Detención absurda e incomprensible. A veces los cuerpos policiales se ven obligados a tener que detener a personas por los motivos más insospechados.

El pasado domingo, a las dos de la madrugada, la central del 092 requirió la presencia de una patrulla en un domicilio ubicado en la calle Rubí número 7 de Palma. Varias personas llamaron a la Policía Local para advertir que había un hombre agazapado en un balcón detrás de unas macetas.

El propietario del inmueble, muy preocupado, trató de decirle en inglés, alemán y español, que se marchara que no iba a llamar a la policía, pero éste no decía nada y seguía escondido tras las macetas.

A la llegada de los agentes, se procedió a la detención de varón, un residente neozelandés nacido en 1973 que iba indocumentado y que había escalado unos seis metros para introducirse en el balcón de la víctima.

El dueño afirmó que no conocía de nada al escalador y al entenderse judicialmente que los balcones y terrazas están considerados como morada se procedió a su arresto. Es cierto, que los agentes también hicieron constar que el sujeto en cuestión presentaba síntomas de ir un poco ‘perjudicado’ con la bebida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here