Yllanes: “Esto ya no hay quien lo pare, nos quedan diez días y va a ser la revolución”

“Esto ya no hay quien lo pare, nos quedan diez días y va a ser la revolución. Os lo garantizo”. Con estas palabras se ha pronunciado el cabeza de lista de Podemos al Congreso por Baleares, Juan Pedro Yllanes, durante el acto central del partido en Palma, donde ante la presencia de más de 4.800 personas ha subrayado que entre esta multitud “está la explicación de que el caso Nóos haya pasado a un segundo plano”.

Y es que, tal y como ha manifestado, durante las dos últimas semanas le han preguntado “muchas veces” cómo ha optado por aspirar a la Cámara Baja en lugar de presidir el tribunal que juzgará la causa contra la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin -para lo cual había sido designado-. “La respuesta está en todos vosotros”, ha remarcado durante su intervención en el velódromo Palma Arena.

“Este es el cambio, todo lo demás son cantos de sirena”, ha subrayado Yllanes, quien ha asegurado que, de hacerse Podemos con el Gobierno, “vamos a seguir luchando contra la corrupción, que aquí en Baleares vamos bien despachados”.

Finalmente, el candidato ha agradecido la “energía y la confianza” depositada en él, toda vez que ha destacado que su partido “es el único que habla de amor”, recordando las palabras del candidato a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, al apelar a que la gente “sonría”. “Está claro, ya lo creo, y lo haremos a partir del 21 de diciembre”, ha concluido ante los aplausos de los asistentes congregados.

Yllanes fue declarado en excedencia por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para iniciar su incursión en la política, tras 26 años en la carrera judicial.

El que fuera magistrado de la Sección Primera de la Audiencia fue elegido para presidir el juicio del caso Nóos, si bien años antes había sido ponente en uno de los juicios pioneros contra la corrupción política en Baleares, el del caso Andratx.

De hecho, Yllanes, ponente de uno de los juicios pioneros contra la corrupción en Baleares, el del caso Andratx dictó en 2008 la primera sentencia de esta causa, cuya complejidad derivó en la apertura de más de setenta piezas separadas contra la corrupción urbanística. Fueron condenados a cuatro años de cárcel el exalcalde del municipio mallorquín Eugenio Hidalgo, y a tres años y medio el exjefe de Urbanismo del Consistorio Jaume Massot.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here