Verger pedirá que se destine el 2% de inversiones ferroviarias del Estado a electrificar hasta Sa Pobla y Manacor

El candidato de MÉS al Congreso, Antoni Verger, ha prometido este martes que, si es elegido diputado, presentará una proposición para que el Estado destine el 2 por ciento de las inversiones ferroviarias -el porcentaje que corresponde a la comunidad por población- a electrificar hasta Sa Pobla y Manacor.

Así lo ha anunciado este martes, donde ha señalado que este 2 por ciento permitiría también a la comunidad “promover una red de transporte público por tren y carretera dignas en las cuatro islas”. Según ha dicho, “sólo con el 2 por ciento de los 12.000 millones de euros de AVE a ejecutar en los próximos años, a Baleares nos corresponderían 250 millones de euros”.

Esta cifra, ha considerado, sería suficiente para completar la red de tren en Mallorca, con la electrificación total, las líneas de Artà-Cala Ratjada y de Alcúdia, e implementar una buena red de transporte público para carretera en Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera.

Por su parte, la candidata al Senado por MÉS, Sara Martín, ha subrayado que, mientras el Estado ha forzado a las Comunidades Autónomas a recortar un 20 por ciento en Sanidad y Educación, el Gobierno central ha continuado “gastando miles de millones de euros los últimos años en tren de alta velocidad”.

Se trata, ha apuntado, de un gasto total de 50.000 millones de euros que “nos convierten en el Estado europeo con más kilómetros de AVE, la segunda red en el mundo sólo superados por China”. “Cada familia española con dos hijos ha pagado hasta ahora una media de 5.000 euros en impuestos para pagar líneas absurdas de AVE”, ha aseguradp Martín.

“También podríamos hablar de una red sobredimensionada y ruinosa de aeropuertos. El centralismo es la causa de una parte importante de los problemas que tenemos en España”, ha dicho la candidata al Senado.

Además, Verger ha recordado que hace dos meses el Gobierno central inauguró el AVE Madrid-León, “con menos pasajeros potenciales que la línea de tren Palma-Inca, con un coste de más de 1.200 millones de euros, y con una tarifa de 20 euros el trayecto”.

“En cambio, nuestros usuarios están obligados a hacer un trasbordo indigno a un viejo tren diesel enlace, porque se han incumplido las inversiones estatutarias y los convenios firmados entre el Estado y la comunidad. Esto es intolerable. Esta vergüenza la explicaremos desde la tribuna del Congreso”, ha concluido el cabeza de lista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here