26 diciembre 2015

Un vecino toxicómano de 25 años, el asesino de Es Fortí

Un vecino toxicómano de 25 años, el asesino de Es Fortí

El Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía procedió a la deteción de un joven toxicómano de 25 años de edad como presunto autor del asesinato de Esperanza Ferrutxe Frau.

Según las investigaciones policiales, el presunto asesino es un joven que hace unos años fue vecino de la víctima  y que cuenta con antecedentes policiales. El joven estaba pasando unos días de vacaciones con su abuela, residente habitual de uno de los pisos del edificio de la víctima.

Esperanza Ferrtuxe, de 45 años de edad, conocía perfectamente a su agresor y por ese motivo le dejó pasar. La hipótesis que cobra más fuerza y que se convierte en el móvil del crimen es la del robo. El asesino, que confesó la autoría de la muerte violenta ante la Policía Nacional reconoció que se había llevado dinero y algunas joyas de la vivienda.

En esta ocasión, el excelente trabajo de la Policía Científica y del Grupo de Homicidios ha resultado clave para el esclarecimiento del caso. Una huella localizada en el interior de la vivienda fue suficiente para que la Policía Científica pudiera situarlo en la escena del crimen y proceder a su detención. Poco después, el sujeto se derrumbó y lo confesó todo.

Esperanza Ferrutxe Frau, la mujer de 45 años de edad  apareció muerta a primera hora del jueves en su domicilio de la calle Port de Cariño, número 14 de Palma. La víctima fue asesinada a golpes y estrangulada, según se desprende de los resultados de la autopsia que también desvela que la mujer sufrió fuertes traumatismos en la cabeza y rostro.
El cadáver de la mujer, de 45 años, fue localizado después de que la Policía Local de Palma acudiera al inmueble tras recibir una llamada de una vecina avisando de que podría estar produciéndose un incendio en la planta baja, donde residía la víctima. Según refirió la mujer, había intentado contactar con su vecina para comprobar si había algún problema pero no lo ha logrado ni tocando en la puerta del piso ni después de intentarlo varias veces por teléfono.

Así, una patrulla de la Policía Local de Palma se desplazó hasta el lugar y logró acceder al interior. Los agentes y los Bombers de Palma consiguieron apagar el incendio -de pequeño tamaño- y localizaron el cuerpo sin vida de la víctima y una gran cantidad de sangre por toda la casa, lo que hizo saltar todas las alarmas ante la posibilidad de que no se tratara de una desgracia producida de manera fortuita sino de un homicidio.

También te puede interesar

3 Responses

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.