18 diciembre 2015

Un miembro del Consultiu señala que al presidente del órgano no le correspondía pronunciarse sobre Son Espases

Un miembro del Consultiu señala que al presidente del órgano no le correspondía pronunciarse sobre Son Espases

Un miembro del Consell Consultiu que este viernes ha sido interrogado como testigo en el marco del caso Son Espases ha manifestado que el expresidente de este órgano Miquel Coll -ya fallecido- elaboró un informe sobre el proceso de adjudicación del hospital de referencia de Baleares sin que este pronunciamiento le correspondiera a él.

Así lo ha puesto de manifiesto Jaume Prohens ante el juez instructor de la causa, José Castro, durante una comparecencia en la que ha ratificado que, por turno de reparto, esta función le correspondía a la integrante de la entidad Carmen Fernández, según han señalado fuentes jurídicas.

Precisamente, Fernández ya apuntó en su día ante Castro a las anomalías que vio durante la tramitación del procedimiento, entre ellas el hecho de que Coll se arrogara la decisión de valorar el proceso de Son Espases cuando le tocaba a ella hacerlo. En su declaración como testigo, aseguró que era la primera vez que esto sucedía en trece años, y recordó por ello que emitió un voto particular ante la falta de transparencia del proceso.

Por el contrario, el otro de los testigos citados para este viernes, la también integrante del Consultiu Carmen Ramírez ha apelado, por el contrario, a la legalidad con la que fue tramitado este asunto.

El magistrado libró recientemente un oficio al Consultiu para preguntar a este órgano “en qué concretos trámites se entretuvo”, entre los días 4 y 17 de agosto de 2006, antes de emitir su dictamen, habida cuenta de que se trataba de un asunto de “máximo interés” del entonces presidente del Govern, Jaume Matas.

De hecho, el juez recordaba que del dictamen de la institución consultiva estaba pendiente de resolverse la concesión de las obras y explotación del centro hospitalario, que además contaba con una “gran repercusión mediática”.

Cabe recordar que la mesa de contratación del hospital recabó la opinión del Consultiu tras filtrarse en prensa que la empresa con mejor puntuación para ganar el concurso era la oferta más cara, representada por OHL. Tras el dictamen de este órgano y el realizado por varios Colegios Profesionales, la construcción del hospital recayó finalmente en manos de la UTE liderada por Dragados.

Se da la circunstancia de que, según varios miembros del Consell Consultiu, el informe fue elaborado de forma irregular.

En la misma providencia, el juez preguntaba si en caso de que Coll no hubiera asumido la potestad de valorar y emitir el dictamen, sobre qué consejero hubiera recaído esta labor, en virtud de qué turno, si éste era aleatorio o si dependía de la capacitación de cada consejero respecto a un asunto concreto.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.