9 Diciembre 2015

Más de una veintena de consultas médicas de Mallorca permanecen cerradas por falta de sustituto

Más de una veintena de consultas médicas de Mallorca permanecen cerradas por falta de sustituto

El sindicato Simebal ha asegurado este miércoles más de 20 consultas médicas y unidades básicas de salud de Palma y de la Part Forana de Mallorca permanecen cerradas ante la falta de sustituto a raíz de la ampliación de la atención sanitaria por las tardes en estos centros.

Según ha informado Simebal en un comunicado, tras el cambio de horario “las incidencias se suceden y se detectan descubiertos generalizados, además de consultas cerradas”. “Nos constan más de 20 consultas cerradas por falta de sustituto, solicitados por los coordinadores de los centros de salud”, han explicado.

Asimismo, precisan que varias unidades básicas están sin cobertura medica, únicamente con personal administrativo y de enfermería. Lo peor, dicen, es que estas cifras irán en aumento a lo largo de la tarde y de los próximos días, ante la previsión de no coberturas, ya que “la respuesta de la gerencia de atención primaria a estas demandas es simplemente que no hay sustitutos disponibles”.

En cuanto a las consultas de pediatría, el sindicato explica que el problema aumenta por no disponer de pediatras para la cobertura de las consultas. Según dicen, el nuevo horario provoca que varios días por semana, no se den consultas de pediatría por la tarde en el centro de salud, remitiendo a los pacientes a los PACs a partir de las 15.00 horas.

“Esta problemática, que estaba más que avisada y denunciada por el sindicato, está repercutiendo en un empeoramiento evidente de la accesibilidad con cita, iniciándose la demora para conseguirla con su pediatra y/o médico de familia hasta los diez días, una medida que empeorara en las siguientes fechas”, aseguran.

Simebal recuerda que la Conselleria de Salud anunció que el nuevo horario aportó la visita de 1.500 pacientes por las tardes visitados, “pero no hace incidencia en la pérdida de más del doble de las visitas de los pacientes a sus médicos de familia y pediatras por las mañanas”. Esto, añaden, provoca una demora en las asistencias con cita de hasta diez días en las agendas de los profesionales.

Según explican, con estas dificultades “es imposible practicar programas de prevención, promoción de la salud y actividades comunitarias por los profesionales, ante la falta de recursos humanos para dicha realización”.

“La previsión de todas estas incidencias y de muchas más que se están produciendo y se producirán en las siguientes fechas, no va a hacer más que empeorar la atención a los usuarios, que realmente van a ser los afectados”, concluyen.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.