11 Diciembre 2015

Los socorristas atendieron en Santa Eulària 25 incidentes graves durante la temporada de verano

Los socorristas atendieron en Santa Eulària 25 incidentes graves durante la temporada de verano

El servicio de socorrismo del Ayuntamiento de Santa Eulària, prestado por Cruz Roja, ha salvado esta temporada de verano la vida a dos personas que habían entrado en parada cardiorrespiratoria por ahogamiento.

Así, el número de fallecidos en las playas vigiladas se ha mantenido en cero.

Desde el Consistorio han explicado además que, según el balance del servicio, entre el 1 de mayo y el 15 de octubre se registraron 25 incidentes graves en las 9 playas vigiladas: Cala Llonga, Santa Eulària, Vora Riu, Cala Martina, Es Canar, Cala Nova, Cala Lleña, Cala Boix y Es Figueral.

Del total de incidentes, 14 requirieron el traslado del afectado a un centro sanitario.

Además, según datos de Cruz Roja y del Departamento de Litoral y Playas, este verano se llevaron a cabo 28 rescates en el mar, uno más que en 2014, y hubo 851 asistencias por picaduras de medusas, además de 9 servicios por ataques de peces araña.

El 94 por ciento del tiempo ondeó la bandera verde en las playas del municipio, un 1 por ciento más en comparación con el año anterior, mientras que las banderas amarillas han ondeado un 5 por ciento frente al 7 por ciento de 2014.

Las bandera rojas no llegaron al 1 por ciento el pasado año, mientras que este año sí se ha superado esta cifra, algo que Cruz Roja atribuye a los días con fuertes rachas de viento del sudeste y nordeste, además de producirse numerosas tormentas eléctricas.

Según el Consistorio, el servicio de Cruz Roja ha contado en Santa Eulària con 35 personas, 23 de las cuales han estado operativas en temporada alta.

En cuanto a medios técnicos, el servicio ha contado con una moto acuática, dos kayaks y 9 desfibriladores.

SERVICIO DE BAÑO ADAPTADO

El Ayuntamiento ha informado que 137 personas usaron el Punto Accesible en la playa municipal, también atendido por Cruz Roja. De ellas, 111 eran usuarios de los servicios baño con asistencia.

Según fuentes municipales, los buenos resultados de esta iniciativa han provocado que el Consistorio siga trabajando en esta línea y así, no descartan mejorar las condiciones de accesibilidad de la playa de Cala Llonga y no se descarta contar también con un punto accesible y un servicio de baño adaptado.

En esta playa y en la de Es Canar, según han dicho, hay ya una silla anfibia y muletas para personas con movilidad reducida.

El Consistorio ha explicado que las estadísticas destacan que en 2012 sólo se prestaron 23 servicios de baño asistido, cantidad que se dobló en 2013, con 55 servicios.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.