La obesidad sigue aumentando entre los jóvenes, de entre 18 y 35 años, de Baleares, según la tesis doctoral de Josep Lluís Coll Villalonga, quien destaca la necesidad de revisar las políticas sanitarias para hacer frente a esta problemática.

Según dice, las personas de entre 18 y 35 años de las Islas se mostraron como un grupo de alto riesgo sanitario y, pese a que un 12,8 por ciento presentaba dislipidemia, sólo uno de cada diez lo sabía.

Por ello, el incremento de la dislipidemia en la obesidad y el elevado riesgo cardiovascular de la población balear, junto al grado de insatisfacción corporal, sugiere, según el autor de la tesis, la revisión de las actuales políticas sanitarias y la implantación de programas centrados en la divulgación de las consecuencias del exceso de peso con la promoción de una alimentación sana y de la actividad física regular.

Según el Estudio de Nutrición de Baleares 1999-2000, realizado por el Grupo de Investigación en Nutrición Comunitaria y Estrés Oxidativo de la UIB, la prevalencia del sobrepeso era entonces del 27,8 por ciento y la de la obesidad, del 13,1 por ciento.

La tesis doctoral de Josep Lluís Coll Villalonga, defendida en la UIB, evalúa la prevalencia del sobrepeso y obesidad en los baleares de entre 18 y 55 años en el periodo 2000-2010.

Ésta apunta que el 2010, la prevalencia de sobrepeso, obesidad y obesidad abdominal de la población adulta de Baleares fue del 29,4 por ciento, del 11,2 por ciento y del 33,1 por ciento, respectivamente. Si bien no se observaron diferencias entre sexos en la prevalencia de obesidad -11,8 por ciento en hombres y 10,8 por ciento en mujeres-, los hombres presentaron una prevalencia más grande de sobrepeso (35,9 por ciento) y de obesidad abdominal (37,9 por ciento) que las mujeres (24,9 y 29,7 por ciento, respectivamente).

En general, a pesar de que en la primera década del siglo XXI no se observaron cambios en la prevalencia de sobrepeso/obesidad en la población adulta de Baleares, la prevalencia de obesidad se incrementó del 5,1 por ciento al 8,3 por ciento en los adultos jóvenes (18-35 años). Este incremento de prevalencia de obesidad no está asociado con el género, la procedencia o el estado profesional.

A pesar de esto, mientras que la prevalencia de sobrepeso/obesidad aumentó entre los individuos inactivos, disminuyó entre los activos. En el caso de las mujeres jóvenes (18-35 años), la prevalencia de sobrepeso/obesidad disminuyó un 58 por ciento entre las que se encuentran en estado laboral activo. En el caso de las mujeres de mediana edad (36-55 años), no hubo diferencias en la prevalencia de sobrepeso/obesidad, y el nivel educativo fue la única variable asociada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.