10 diciembre 2015

La EMT destaca su voluntad de llegar a un acuerdo con los trabajadores

La EMT destaca su voluntad de llegar a un acuerdo con los trabajadores

La Empresa Municipal de Transportes de Palma (EMT) ha trasladado este jueves al comité de empresa su voluntad de negociar un acuerdo que permita desconvocar los diferentes actos de protesta convocados por los trabajadores.

Según ha informado Cort en un comunicado, en la reunión mantenida este miércoles y jueves en el Tribunal de Arbitraje y Mediación de Baleares (Tamib), el gerente de la EMT, Mateu Marcús, ha destacado la voluntad negociadora de la empresa, una voluntad que “empezó el primer día de trabajo del nuevo equipo de gobierno y que se ha mantenido durante estos primeros cinco meses”.

“Hemos mantenido desde el primer minuto un diálogo permanente y un contacto constante con el comité”, ha dicho Marcús. La negociación continuará este viernes después de que este jueves no se haya llegado a un acuerdo.

La EMT ha mostrado a los miembros del comité su respeto ante la convocatoria de huelga, aunque también les ha trasladado que la empresa ni lo entiende ni la comprende. “La huelga siempre es la última opción. Creemos que no nos encontramos en este punto”, ha asegurado el gerente.

Marcús ha recordado que una de las primeras acciones de la actual dirección ha sido la convocatoria de un proceso de selección para la creación de un listado de 100 conductores de la EMT, 31 de los cuales se incorporarán a principios del 2016.

“Esta ya es una mejora importante de las condiciones de los trabajadores de la empresa porque permitirá que tengan mejores horarios, que puedan ofrecer un mejor servicio, reducir sus jornadas e ir recuperando días de vacaciones pendientes”, ha dicho el gerente.

Marcús ha afirmado que los trabajadores exigen la recuperación de los derechos perdidos durante el anterior mandato. “Tienen razón. La empresa tiene el firme convencimiento de devolverlos y está trabajando para que sea así. Nunca se ha dicho lo contrario, es un compromiso ineludible”.

Según la empresa, las diferencias radican en el cuándo y en el cómo. Así, los sindicatos fijan el 1 de enero de 2016 como fecha de aplicación y la EMT plantea unos plazos que le permitan hacerlo con garantías y sin que afecte al servicio que se presta. “Es necesario que estén activos los nuevos conductores para poder reestructurar los horarios”, han dicho.

De esta manera, el gerente de la EMT ha destacado que hay buena voluntad por parte de todos puesto que “las negociaciones están bastante avanzadas como para que triunfe el sentido común y la situación no vaya a más”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.