26 Diciembre 2015

La DGT aplica controles integrales para detectar a los conductores multi-infractores

La DGT aplica controles integrales para detectar a los conductores multi-infractores

La Dirección General de Tráfico, a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) está incrementando durante el periodo navideño la vigilancia en carreteras convencionales con controles integrales a los conductores que circulan por estas vías y que anualmente se cobran la vida de mil personas.
El objetivo de esta medida es detectar y apartar de la circulación a los conductores multi infractores, es decir, aquellos conductores que además de no respetar los límites de velocidad establecidos infringen otros preceptos de la seguridad vial. En los once primeros meses de año, 110.411 conductores han sido denunciados por cometer más de una infracción.
Esta vigilancia integral parte de la realización de controles de velocidad con radares móviles que recorren de forma intensiva este tipo de vías y sobre todo los tramos calificados como de especial peligrosidad. Cuando un conductor es detectado cometiendo una infracción de exceso de velocidad, se le para e identifica. En el mismo momento, los agentes de la Agrupación le realizan, si lo estiman oportuno, las pruebas de detección de alcohol y drogas, así como la revisión de la documentación para comprobar que tanto el permiso de conducción, como la inspección técnica y el seguro obligatorio del vehículo se encuentran en regla. También comprueban que el estado general de mantenimiento del vehículo es el correcto para la circulación.
Esta vigilancia se hace a pie de carretera con 1.800 patrullas de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y desde el aire con los 12 helicópteros de los que dispone la DGT, 8 de ellos equipados con el sistema radar Pegasus que detecta las infracciones a los límites de velocidad.
Para dar a conocer a los ciudadanos este tipo de vigilancia integral, se están emitiendo cuñas radiofónicas en las principales emisoras de radio, donde se recuerda a los conductores, a través de un símil, que hay personas que son capaces de hacer más de una cosa a la vez, situación que también se produce en carretera pero circunscrito al ámbito de las infracciones (velocidad, alcohol-drogas, ITV, seguro, adelantamientos indebidos…) y que son un peligro para todos.

INFRACCIONES MÁS COMUNES

La no observancia de las normas en un viaje concreto puede resultar de gran gravedad, ya que el conductor detectado con un exceso de velocidad puede ser sancionado con multa desde 100 a 600 € y la pérdida de entre 2 y 6 puntos.
Si además es sorprendido habiendo ingerido alcohol por encima de lo permitido también será sancionado con 500 € y 4 puntos. Si dobla la tasa permitida, la sanción económica asciende a 1.000€ y la detracción de 6 puntos. En el caso de los reincidentes la sanción también es de 1.000€ y la detracción de puntos puede ser de 4 ó 6, en función de la tasa dada.
Estas conductas pueden convertirse en delitos contra la seguridad vial, con penas de prisión y privación del permiso para conducir, tal y como se contempla en el Código Penal.

Conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción, es una infracción grave que supone una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.