16 Diciembre 2015

El Parlament elimina la dedicación plena y los diputados afectados pasarán a cobrar dietas globalizadas

El Parlament elimina la dedicación plena y los diputados afectados pasarán a cobrar dietas globalizadas

La Mesa del Parlament de este miércoles ha aprobado la eliminación de las dedicaciones plenas de los diputados, por lo que los parlamentarios que cobraban mediante esta figura pasarán a recibir dietas globalizadas, que oscilarán entre los 22.300 y los 31.000 euros, en función de si son diputados rasos, portavoces o miembros de la Mesa.

La presidenta de la Cámara, Xelo Huertas, ha explicado a la prensa que esta medida, que se aplicará a partir del 1 de enero y que no ha contado con el apoyo de PP, Ciudadanos y PI, evitará que haya parlamentarios que cobren íntegramente su sueldo en el Parlament y otra cantidad por trabajar en otro sitio. “Cualquier político podrá trabajar en su despacho pero su remuneración en el Parlament será parcial”, ha añadido Huertas.

Según Huertas, no era “comprensible”, ni “ético”, que hubiera diputados que cobrasen “dos salarios completos”. Además, ha asegurado que las personas que pasarán a cobrar dietas globalizadas podrán mantener sus despachos abiertos porque del Parlament cobrarán, como mínimo, una dieta de 22.300 euros cuando “la media de los salarios en Baleares está entre los 12.000 y los 15.000 euros”.

No obstante, el PP no comparte esta opinión y destaca que las personas que mantenían su actividad privada no cuentan con un sueldo garantizado en ésta porque la ejercen de manera “residual”. Por ello, considera que la nueva medida “impedirá a los profesionales liberales con negocio que se dediquen a la actividad política.

Según ha explicado el diputado del PP Juan Manuel Lafuente ahora únicamente las personas que no tienen empleo, los funcionarios o quienes tengan rentas altas podrán dedicarse a la política. Además, ha criticado que, según su opinión, la beneficiada de la medida sea la portavoz parlamentaria de Podemos, Laura Camargo, quien va a pasar de cobrar 22.000 a 31.000 euros puesto que como ya no cobraba la dedicación plena, ahora se le suma otro suplemento por ser portavoz.

EL PP PREVÉ QUE NO HABRÁ AHORRO

Asimismo, Lafuente ha augurado que los diputados que tenían su negocio propio acabarán dejándolo para pasar a cobrar la dedicación exclusiva, por lo que la medida supondrá un mayor gasto para el Parlament.

En este sentido se ha manifestado también el portavoz de Ciudadanos, Xavier Pericay, y la diputada del PI, Maria Antònia Sureda, quienes han criticado que no haya habido consenso en la adoptación de esta medida. Concretamente, el primero ha lamentado que se esté cerrando la política a las personas sin trabajo que ven una oportunidad de un sueldo o a los funcionarios que saben que, tras su actividad parlamentaria, podrán volver al trabajo.

Según C’s, permitir únicamente a través de dietas globalizadas que haya personas que trabajen en el Parlament y dediquen un tiempo de la semana su actividad profesional es un “gran error”.

Mientras, el PI ha lamentado también que la propuesta no haya sido aprobada con consenso pese a que este tema surgió hace seis meses. “Hay gente que se puede dedicar a la política pero que no debe dejar de lado su negocio”, ha declarado. Según ha añadido, a los pequeños empresarios y la clase media les “costará más dedicarse a política”.

Por parte de los partidos que han apoyado la medida, la portavoz del PSIB, Pilar Costa, ha explicado que esta iniciativa no imposibilita que las personas con negocios privados se sigan dedicando a ellos, aunque pasen a cobrar una dieta globalizada, que será diferente en función de si es portavoz parlamentario, portavoz adjunto, portavoz de comisión o miembro de la Mesa.

PSIB: “NO SE INCOMPATIBILIZA A NADIE”

Además, la socialista ha remarcado que se “propicia que todos participen en política y no se incompatibiliza a nadie a que se dedique a ser parlamentario, pero no tendrán el mismo sueldo que los de dedicación plena”.

En cuanto a las críticas por parte del PP, Costa, quien ha apuntado que tres diputados de su grupo cobraban la dedicación plena, ha declarado que “los que hoy se han quejado hace cinco meses defendían un ERE de diputados y que se eliminase cualquier sueldo”.

Mientras, Camargo ha valorado esta “medida ética” y ha señalado que que hubiera personas que cobraban dos sueldos era “un engaño”. También, ha indicado que se permite a los diputados que cobren un sueldo del Parlament y de fuera de la Cámara.

“Era un engaño que hubiera dos diputados cobrando dos sueldos cuando hay familias que sobreviven con 600 euros”, ha declarado Camargo, quien ha añadido que “el Parlament ahorrará dinero”. “Quejas las mínimas porque era una burla a la ciudadanía por tener un sueldo extra”, ha dicho.

Por otro lado, Lafuente ha criticado que no se hayan tenido en cuenta la “multitud de propuestas” presentadas por el PP, a lo que la presidenta ha respondido que sólo recibió una y que no era correcta “porque no eran dietas sino salarios”. “La hubiera aceptado si hubiera sido éticamente factible y coherente”, ha asegurado.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.