22 Diciembre 2015

Baleares cumple con el objetivo de déficit en octubre, con un -0,2% del PIB

Baleares cumple con el objetivo de déficit en octubre, con un -0,2% del PIB

Baleares ha sido la Comunidad Autónoma cuyo déficit consolidado de las Administraciones públicas en octubre ha sido menor, situándose en el -0,2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), según los datos del Ministerio de Hacienda, que además apunta que la comunidad cumple con el objetivo de déficit.

En este sentido, todas las Comunidades han cerrado el pasado mes en cifras negativas en lo que respecta al déficit público, aunque, junto a Baleares, La Rioja, País Vasco, Canarias, Asturias, Navarra y Galicia han logrado alcanzar su objetivo.

En cuanto al desglose del déficit consolidado, la Administración Central registró un déficit del 2 por ciento, mientras que el de las comunidades se situó en el 1,17 por ciento y el de los fondos de la Seguridad Social en el 0,25 por ciento del PIB.

El déficit del Estado se situó en 27.523 millones de euros hasta noviembre, lo que supone el 2,55 por ciento del PIB, un 22,2 por ciento menos que el mismo periodo del año anterior, mientras que el déficit del conjunto de las administraciones públicas (Estado, comunidades y Seguridad Social) se situó en 36.934 millones de euros hasta octubre, el 3,42% del PIB y un 9,8% menos que en igual periodo de 2014.

En este sentido, el déficit del Estado se sitúa así, a falta de un mes para cerrar el ejercicio, algo más de tres décimas por debajo del objetivo del 2,9 por ciento para el conjunto del año, mientras que el déficit público se sitúa hasta octubre también por debajo del 4,2 por ciento previsto para el cierre de 2015.

En cambio, las comunidades autónomas redujeron su déficit hasta octubre en un 5,9 por ciento, hasta un total de 12.595 millones de euros, el 1,17 por ciento del PIB, pero muy por encima del objetivo del 0,7 por ciento para el conjunto del año.

CRECIMIENTO DE LOS INGRESOS

Por su parte, la reducción del déficit del Estado hasta noviembre está impulsado por un crecimiento del 6,6 por ciento de los ingresos impositivos, a pesar de la rebaja de impuestos de la reforma fiscal.

De esta forma, los recursos no financieros del Estado registraron un crecimiento interanual del 4,7 por ciento y los impuestos sobre la producción y las importaciones crecieron un 7,8 por ciento, entre los que destaca el buen comportamiento del IVA.

Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, que incluyen los ingresos por IRPF e Impuesto sobre Sociedades, registraron un crecimiento del 5 por ciento hasta noviembre, a pesar de la rebaja de impuestos de la reforma fiscal.

En cuanto al resto de recursos no impositivos, las transferencias entre administraciones públicas aumentaron un 31,7 por ciento, principalmente por el efecto de la liquidación definitiva del año 2013 del sistema de financiación. Las rentas de la propiedad, por su parte, disminuyeron un 46,7 por ciento.

Al igual que en meses anteriores, este descenso se debe a dos factores: la caída de dividendos y los menores ingresos por intereses, que disminuyen un 54,5 por ciento dado que en 2015 se han fijado un tipo de interés del 0% para todos los préstamos que tuviesen las comunidades y las entidades locales con cargo a los mecanismos extraordinarios de financiación.

CAEN LOS GASTOS

Por el lado de los gastos, los empleos no financieros del Estado se redujeron hasta los 190.534 millones de euros entre enero y noviembre, un 0,3 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior. Descontando la devolución parcial de la paga extraordinaria de 2012, los gastos habrían descendido un 0,5 por ciento.

Hasta noviembre, aumentan los consumos intermedios un 7,1 por ciento por el incremento de los gastos electorales de las elecciones generales. También crece la remuneración de asalariados por la devolución parcial de la paga extra, así como las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie por el aumento de las pensiones de clases pasivas, que se incrementan un 3,4 por ciento.

Entre las partidas que disminuyen destacan los intereses, que descienden un 2,7 por ciento interanual, así como las transferencias corrientes entre administraciones públicas, que cayeron un 2,4 por ciento. Esto se debe, según Hacienda, al descenso de las transferencias en los fondos de la Seguridad Social por la disminución en un 30 por ciento de las destinadas al Servicio Público de Empleo, como consecuencia de la mejora del mercado laboral.

Dentro de los empleos de capital, destaca el crecimiento del 8,7 por ciento de la formación bruta de capital fijo, así como el aumento de las transferencias de capital entre administraciones en 507 millones, debido fundamentalmente a las mayores transferencias a Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA).

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.