Una masa de aire polar traerá a España este sábado tiempo invernal con bajada de temperaturas, heladas y nieve

Una masa de aire polar pondrá fin al tiempo anticiclónico y estable de las dos últimas semanas y a las nieblas persistentes en gran parte de la Península ya que provocará a lo largo del fin de semana un cambio brusco con descenso térmico notable en casi todo el país, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, se prevé que esta masa de aire polar penetrará por el norte y a lo largo del fin de semana llegará a afectar a toda la Península y Baleares.

En concreto, el sábado, un frente bastante activo cruzará la Península de norte y dejará precipitaciones en la mitad norte que podrán ser localmente persistentes en el área cantábrica. Además, la AEMET espera que se extiendan de manera más débil y dispersa a la mitad sur y a Baleares, aunque ese día serán poco probables en el suroeste y en buena parte del área mediterránea.

La bajada generalizada de las temperaturas llegará después del paso de este frente ya que llegarán vientos de componente norte y la cota de nieve, que estará muy alta durante el paso del frente, a continuación bajarán de forma “notable” al tiempo que disminuirán las precipitaciones excepto en el tercio norte, sobre todo en el Cantábrico, donde se mantendrán y también se extenderán de forma más débil y dispersa a otros puntos de la mitad norte, sobre todo en zonas montañosas. La cota de nieve bajará hasta los 700 a 1000 metros aproximadamente en el norte peninsular.

La AEMET adelanta que con esta situación se producirán heladas “en buena parte del interior”, que serán más intensas en la madrugada entre el domingo y el lunes y que podrían llegar a ser fuertes en zonas de montaña de la mitad norte.

Respecto a viento, prevé que el sábado empiece soplando de componente oeste moderado con intervalos de fuerte en el tercio norte y área del mar de Alborán pero a lo largo del día irá girando hasta llegar a ser de componente norte y con intervalos de fuerte, sobre todo en la mitad oriental de la Península, zonas montañosas y en Baleares.

La situación se mantendrá todo el fin de semana y tenderá a ir mejorando a partir del lunes 23, cuando empezarán a disminuir las precipitaciones y a aumentar progresivamente las temperaturas, sobre todo las diurnas, aunque es posible que haya un aumento de la inestabilidad en el área mediterránea en los primeros días de la próxima semana.

El estado de la mar empeorará desde el viernes y afectará a las costas del noroeste peninsular con vientos que pueden llegar a fuerza 7. A partir de primeras horas del sábado el empeoramiento se extenderá al área mediterránea, con vientos de fuerza 8 en la costa de Girona y Baleares, donde se alcanzará una altura de olas de 4 metros. Esta situación del mar mejorará el domingo.

Por su parte, este cambio brusco del tiempo, que conlleva descenso térmico y precipitaciones, podrá llegar también a Canarias a partir del domingo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here