Una funcionaria señala que hubo reuniones con los licitantes de Son Espases antes de su adjudicación

Margalida Ensenyat, secretaria de quien fuese presidente de la mesa de contratación de las obras del hospital de Son Espases, Juan Sanz -ya fallecido-, señaló, en la declaración como testigo prestó ante el juez José Castro, que se produjeron diversas reuniones con las constructoras licitantes del proceso antes de que éste se resolviera.

“Recuerdo algunos nombres, por ejemplo Carlos Feced de Dragados”, precisó la funcionaria durante su comparecencia, a cuya transcripción tuvo acceso Europa Press. Dragados, filial del grupo ACS, fue finalmente la empresa ganadora de un proceso que inicialmente se había decantado a favor de la UTE liderada por OHL y que, según los investigadores, estuvo plagado de numerosas irregularidades.

A preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, la testigo recalcó que “normalmente lo mejor era pasar la llamada” y, de hecho, aseguró recordar “algunas llamadas de empresas”, si bien “de una manera muy vaga”. Así lo aseveró cuando el representante del Ministerio Público le inquirió sobre si, durante la tramitación del concurso, Sanz recibió peticiones de las distintas promotoras para hablar con él.

Del mismo modo se pronunció sobre la contratación de la consultora que valoró a OHL como la mejor oferta de cuantas habían concurrido, a pesar de ser la más cara, al recordar cómo Sanz se reunía de forma habitual con los responsables de esa empresa, Global PM.

Durante su declaración, Ensenyat recordó asimismo que Sanz le instó a destruir el acta que proponía la adjudicación del concurso a OHL. “Me extrañó muchísimo que no lo hiciera él mismo, una cosa para la que se tarda un minuto. Luego al leer el documento me di cuenta de lo que era”, abundó la testigo.

La declarante recordó que esta circunstancia se produjo antes de que la mesa de contratación emitiese otra acta, redactada por ella misma, en la que se solicitaba el pronunciamiento del Consell Consultiu sobre la tramitación del proceso.

La testigo se ratificó así en la declaración que prestó en marzo de 2014 en la Jefatura Superior de Policía, cuando estas diligencias se encontraban en manos de la Fiscalía. En ella, la exsecretaria de Sanz reconoció “sorprendente y rara” la petición del presidente de la mesa, a quien preguntó el motivo de por qué debía redactar la otra acta y aquél no le respondió.

Según explicó, se enteró de que en una primera mesa se iban a adjudicar las obras a OHL -cuyo presidente, el exministro Juan Miguel Villar Mir, está imputado en esta causa- y a raíz de determinadas informaciones al respecto en prensa acabó suspendiéndose la mesa de contratación.

La testigo recordó que Sanz “estaba nervioso” y le entregó en mano un documento que le ordenó que destruyera, no sin antes ella leerlo y ser “plenamente consciente de su contenido”. Ensenyat manifestó finalmente que dentro del Ib-Salut “se comentaba que el concurso de Son Espases estaba amañado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here