5 noviembre 2015

Un “veranillo” de noviembre empezará mañana en gran parte del país, tras el paso de una semana lluviosa

Un “veranillo” de noviembre empezará mañana en gran parte del país, tras el paso de una semana lluviosa

El temporal que ha afectado a la Península esta semana, con lluvias que se están limitando cada vez más al oeste peninsular, dará paso a un anticiclón, con tiempo estable, seco y soleado en gran parte del país y que provocará un aumento de temperaturas, de modo que este fin de semana podría haber un “veranillo” en estos días de noviembre.

Así lo ha explicado el jefe de Climatología de la AEMET, Antonio Mestre, ha señalado a Europa Press que el anticiclón está entrando por el sur y por el este, mientras que las bajas presiones siguen aún en el noroeste.

Por ello, ha dicho que este viernes aún puede haber lluvias débiles en el oeste de Galicia, que tenderán a remitir, y en el resto de España habrá buen tiempo.

Respecto al sábado y al domingo, ha apuntado que “únicamente” podría haber precipitaciones ligeras en el oeste de Galicia y que no tendrán repercusión en el resto de España. Esta situación dará lugar a que las temperaturas diurnas suban en gran parte del país, menos en las zonas del interior donde haya bancos de niebla. “Las temperaturas serán superiores a los valores normales para esta época de noviembre”, ha puntualizado.

Así, ha precisado que este sábado el mercurio llegará a unos 20 grados centígrados en Madrid y a unos 25 grados centígrados en ciudades del sur como Sevilla o Murcia. En Cantabria y País Vasco tendrán hasta 22 y 24 grados centígrados. Del mismo modo, ha apuntado que en la mitad norte también subirán los termómetros “de forma apreciable” y “especialmente el viernes” aunque descenderán ligeramente el sábado, por un frente que rozará el norte peninsular.

En otras zonas del centro, en el inicio del fin de semana, tendrán en torno a 20 grados centígrados, como en Valladolid, o 22 grados centígrados en Zaragoza. Sin embargo, en zonas de Castilla y León, “se meterá la niebla” y los termómetros no subirán mucho, de modo que en Soria tendrán unos 19 grados centígrados. “No hay grandes diferencias, las temperaturas costeras rozarán los 25 grados y en el interior, unos 20 grados centígrados”, ha dicho.

En este contexto, ha añadido que Galicia se quedará “un poco al margen” de esta situación de “veranillo” porque le rozarán algunos frentes, de modo que Lugo, el fin de semana tendrá unos 20 grados y después bajará a 16 grados centígrrados.

Así, “este veranillo de noviembre” durará los primeros días de la próxima semana ya que el lunes predominará el tiempo estable, con cielos poco nubosos en gran parte del país. Habrá probabilidad de precipitaciones débiles en Galicia y Cantábrico occidental y en el norte de las islas Canarias de mayor relieve. Mestre también ha añadido que se podrán formar bancos de niebla en el interior y que bajarán las temperaturas en el noroeste, aunque “seguirán templadas”.

Finalmente, ha adelantado que a partir del miércoles, jueves y viernes, comenzará una tendencia a la inestabilización, con aumento de precipitaciones y de nubosidad en Galicia y Cantábrico. En el resto, prevé que siga el tiempo seco y estable con cielos poco nubosos y sin precipitaciones, pero las temperaturas irán bajando y acercándose a las temperaturas normales.

“Estos primeros días e noviembre están siendo algo más templados de lo normal, y con este veranillo también. Las nocturnas también están siendo relativamente altas para noviembre. De hecho, esta primera decena de noviembre se cerrará con unos 2 o 3 grados centígrados más de temperatura que los valores normales”, ha concluido.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.