11 noviembre 2015

Un estudio alerta sobre el abuso económico a mayores, que está provocado por sus hijos en la mitad de los casos

Un estudio alerta sobre el abuso económico a mayores, que está provocado por sus hijos en la mitad de los casos

Un estudio incluido en el ‘Anuario del envejecimiento de Baleares’ alerta sobre el abuso económico que sufren las personas mayores y que, en la mitad de los casos, suele estar provocado por algún hijo o hija.

Según ha revelado Sofía Alonso, coautora del estudio junto a Núria Vaquer, en el 2014 se detectaron 82 casos de impagos en residencias geriátricas y que diez de ellos se correspondió con sospechas de abuso económico de un familiar o del entorno cercano.

Alonso ha señalado que se considera que hay abuso económico cuando la persona mayor pierde su autonomía financiera hasta el punto que no puede resolver sus problemas cotidianos.

Además, ha indicado que la mayor parte de estos casos se producen cuando alguien del entorno de estos mayores sufre algún problema de adicción o de salud mental, “o no acaban de estar integrados socialmente, o no son capaces de tener un trabajo estable”.

DESTINAN LA PENSIÓN A LA COMPRA DE DROGAS O ALCOHOL

Así pues, ha señalado que estos abusos se detectan cuando los técnicos de servicios sociales comprueban que los hijos de los mayores usan la pensión de éstos para “cosas no tan vitales” como podría ser el pago del alquiler y se destinan a consumo de alcohol o drogas, “mientras que la persona mayor no está atendida”.

En estos casos, los técnicos inician una solicitud de prioridad social y desde Atención Primaria se debe denunciar la situación a Fiscalía aunque “muchas veces la persona mayor no quiere reconocer esta situación” porque “no quieren que le pase nada a sus hijos y no podemos actuar”.

Además, ha detallado que los casos de abuso en los años analizados, entre 2011 y 2014, han pasado de cuatro a 27 si bien no cree que este “aumento considerable” responda a un aumento real en el abuso económico a mayores sino que “se debe a la visibilización de la problemática social existente”.

Las personas analizadas son mujeres en un 52 por ciento de los casos y el 64 por ciento son mayores de 75 años. No obstante, el perfil en los abusos económicos el porcentaje de mujeres asciende al 80 por ciento y el 100% son mayores de 75 años y con una valoración de dependencia de grado II o III y que, por tanto, necesitan ayuda para tres o más actividades de su vida diaria.

Ante esta situación, Alonso ha destacado la necesidad de apostar por programas de sensibilización a información a la sociedad para que, cuando se sea mayor, no se sea tan vulnerable.

MAYORES CON VIH

Éste es uno de los apartados incluidos en el ‘Anuario del envejecimiento. Islas Baleares 2015’ que también recoge otros estudios como el caso de las personas mayores con el virus de la inmunodefiencia humana, sobre el que Javier Murillas, autor junto a Judith Alfaro, ha explicado que la mejora de la supervivencia en pacientes con VIH hace que lleguen a mayores y que presenten un sistema inmunológico peor y una mortalidad más alta que las personas que no presentan el virus.

Además, la población que llega a mayor ahora con VIH “es la que arrastra la peor época de la epidemia y recibió los peores tratamientos”, mientras que las personas mayores que se diagnostican ahora “acceden a un mejor tratamiento y con menos efectos secundarios”.

Según ha dicho, actualmente en Son Espases hay 359 pacientes mayores de 55 años y con VIH. Este perfil de personas sufre un incremento de enfermedades relacionadas con el envejecimiento por la inflamación crónica y la activación inmunitaria crónica producida por el VIH, que da lugar al envejecimiento celular prematuro.

MUJERES PIONERAS EN EL ÁMBITO LABORAL

Por su parte, la responsable de la Federación de Enseñanza de UGT, Maria Alarcón, ha explicado su artículo sobre ‘Mujeres pioneras en el ámbito laboral de Baleares’ en el que narra cómo nueve féminas rompieron estereotipos y “abrieron el camino a otras mujeres” al trabajar como bomberas, policías locales, conductoras de ambulancia o de autobús o herreras.

Además, se hace un recordatorio especial también a “dos mujeres pioneras” ya fallecidas como la que fuera rectora de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Montserrat Casas, y a Marilén Pol, expresidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM).

La directora del Anuario, Carme Orte, ha explicado que estos estudios constituyen “un punto de vista interesante sobre la calidad de vida”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.