La Guardia Civil imputa a varias personas por delitos contra flora y fauna en las islas durante los últimos días

El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil en Illes Balears imputa a varias personas por delitos contra la flora y fauna e incoa un expediente administrativo por pesca furtiva.

Raya Blanca

Agentes del Equipo de Investigación del SEPRONA, procedieron la semana pasada a la toma de declaración de dos hombres de nacionalidad española como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna.

Meses atrás la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en las inmediaciones del Parque Nacional Marítimo Terrestre de Cabrera, se había capturado una especie de raya Blanca, especie protegida y actualmente incluida en el listado de especies silvestres en régimen especial. Tras confirmar los agentes con la Dirección General de Medio Rural y Marino de les Illes Balears el grado de protección del citado ejemplar, se realizaron las gestiones oportunas para identificar a los autores a los que se les tomó declaración y se les imputó un delito contra la flora y la fauna.

La Guardia Civil imputa a varias personas por delitos contra flora y fauna en las islas durante los últimos díasCinco nacras

Igualmente el pasado día 26 de octubre, agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de que en la playa de la Cruz del Desembarco de Santa Ponça, había un grupo de tres individuos extrayendo del mar unos moluscos de gran tamaño. Una vez trasladados al lugar, lograron identificar a un grupo de tres pescadores de nacionalidad Búlgara, los cuales reconocieron haber capturado un total de cinco ejemplares del molusco Bivalvo comúnmente conocido como NACRA (Pinna Nobilis), especie protegida cuya captura se encuentra totalmente prohibida.

Por ello agentes del SEPRONA procedieron la pasada semana a la toma de declaración e imputación de los tres varones, como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna.

Pesca en Reserva Marina

El pasado 27 de octubre, una Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), intervino 6,200 kilogramos de pescado, que habían sido capturados furtivamente en la Reserva Marina del Norte Menorca.

La tarde de ese mismo día, los agentes en colaboración con el Servicio de Guarda Pesca de la Reserva Marina del Norte de Menorca, sorprendieron a una persona que se encontraban realizando pesca submarina en la citada Reserva. A esta persona se le intervino 1 mero (epinephelus spp), 1 corvina (argyrosomus regius) y 2 Sargos ( diplodus sargus sargus) que alcanzaron un peso de 6,200 kilogramos.

Al autor de la infracción, un varón español de 35 años y residente en el municipio de Ferrerias, se le abrió un expediente administrativo por parte de la Conselleria de Agricultura y Pesca, por la pesca furtiva en un espacio de especial protección como es la Reserva Marina y se le intervinieron las artes de pesca.

Igualmente se le intervinieron los peces que fueron entregados en un Centro Benéfico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here