5 Noviembre 2015

La espera para una operación quirúrgica aumenta un 6,3% mientras que para el especialista se reduce un 20%

La espera para una operación quirúrgica aumenta un 6,3% mientras que para el especialista se reduce un 20%

La espera en Baleares para acceder a una operación quirúrgica ha aumentado un 6,3 por ciento, ya que ha pasado de 110,1 días en septiembre de 2014 a 117,05 días en el mismo mes de este año. En cambio, la lista de espera se ha reducido, ya que el número de pacientes que esperan una operación se sitúa en 13.763 en septiembre de 2015, un 1,04 por ciento menos respecto al año pasado.

Por otra parte, la lista de espera en las consultas con el especialista ha reducido la demora en un 20 por ciento, ya que ha pasado de 113,14 días a 90,4 días. Sin embargo, el número de pacientes pendientes ha subido un 7,4%, ya que ha pasado de 61.496 a 57.255 pacientes.

En el caso de las pruebas radiológicas la demora ha bajado de 102,6 días a 56,65 días este año. Y los pacientes en espera han disminuido de 51.165 a 39.868 pacientes, lo que supone una reducción del 22 por ciento.

El director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, ha valorado que a pesar de todo “no son unos datos buenos” aunque ha matizado que “sin el esfuerzo de los profesionales podrían ser peores” y ha asegurado que en todo caso “las consultas están garantizadas”.

Fuster también ha explicado que el objetivo principal es reducir a cero el número de personas que esperan más de seis meses en las intervenciones quirúrgicas (actualmente 2.847 personas) y más de cuatro meses en las consultas con especialistas (actualmente 28.176 personas). En este sentido ha destacado que estos objetivos se han marcado dentro de la legislatura.

14 MILLONES PARA REDUCIR LAS LISTAS DE ESPERA

Asimismo, Fuster ha señalado que en los presupuestos de 2015 tienen prevista una partida de 14 millones para reducir las listas de espera y se tiene una protección de suplemento presupuestario de tres millones de cara al próximo año.

En esta línea, ha manifestado que se trata de un “incremento notable” que les permite “margen para gestionar” los servicios de atención sanitaria, y además esta cifra “se acerca a la realidad”, a pesar de que el presupuesto en salud “nunca es suficiente”, ha recalcado.

Por otra parte, Fuster ha señalado que la intención es volver a poner en marcha el decreto de garantía de demora que permitía recurrir a la sanidad privada a los enfermos que llevaban más de seis meses esperando a ser operados en la sanidad pública o más de dos meses para una consulta con el médico especialista.

Sin embargo, ha indicado que actualmente todavía no es posible poner en funcionamiento esta medida y no ha podido concretar una fecha para su posible reimplantación.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.