11 noviembre 2015

La Conselleria de Salud rechaza el Real Decreto del Gobierno central que regula la prescripción enfermera

La Conselleria de Salud rechaza el Real Decreto del Gobierno central que regula la prescripción enfermera

La Conselleria de Salud ha rechazado el Real Decreto del Gobierno central que regula la prescripción enfermera, ya que impedirá llevar a cabo, de forma autónoma, cientos de actuaciones que hasta ahora han realizado con normalidad.

Así lo ha destacado la consellera de Salud, Patricia Gómez, quien además ha defendido la capacitación de los enfermeros.

En concreto, ha señalado que el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros el 23 de octubre, en vez de reconocer las actividades que los enfermeros desarrollan de forma habitual desde hace años y aportar seguridad jurídica, prohíbe la indicación de medicamentos y material sanitario por parte de este colectivo, según han informado desde el Govern en un comunicado.

Por este motivo, ante la aprobación de este Real Decreto la Conselleria recalca que esta medida no sólo no soluciona el problema de vacío legal que afectaba a la actividad del personal de enfermería, sino que agrava su situación, imponiendo una prohibición que quita sin motivo alguno autonomía a los profesionales que están realizando una labor asistencial con probada formación y eficiencia.

Así, según lamenta el Govern, el texto -que aún no ha sido publicado en el BOE- establece que los médicos, odontólogos y podólogos, en el ámbito de sus respectivas competencias, son los únicos profesionales con facultad para recetar.

Por lo tanto, los enfermeros, a pesar de contar con la misma formación acreditada en farmacología por el Ministerio de Educación que odontólogos y podólogos, no podrán administrar legalmente ningún medicamento si no hay previamente un prescriptor que diagnostique al paciente y determine el protocolo a seguir, aunque el enfermero cuente con más formación y experiencia, y conozca mejor las guías de práctica clínica basadas en la evidencia científica para determinados procesos asistenciales que lidera y desarrolla con los usuarios de forma rutinaria.

Por ello, desde el Govern consideran que esta decisión tendrá consecuencias directas para los profesionales de enfermería, ya que se les prohibirá realizar cientos de actividades cotidianas sin la autorización previa de un médico.

Asimismo para los médicos, que verán aumentado considerablemente su volumen de trabajo por tener que autorizar productos necesarios en procesos asistenciales que, en ocasiones, ni controlan ni conocen por ser labor diaria del personal de enfermería, y para los usuarios, que notarán un empeoramiento en la atención.

Así, por ejemplo, ahora la enfermera es la responsable de administrar las vacunas o de decidir una cura; pero con la nueva normativa los pacientes deberán pasar primero por el médico, que tendrá que prescribir la vacuna o cura, para que la enfermera pueda realizar el procedimiento.

Todo ello requerirá cita con el médico y luego con la enfermera, empeorando la calidad de la asistencia y el tiempo, según han aseverado.

También te puede interesar

One Response

  • HAY QUE EVITAR SEXISMOS AL REDACTAR NOTICIAS. “Con la nueva normativa los pacientes deberán pasar primero por EL médico, que tendrá que prescribir la vacuna o cura, para que LA enfermera pueda realizar el procedimiento.
    Todo ello requerirá cita con EL médico y luego con LA enfermera”

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.