El Consell destaca que el importe de la carretera Campos-Llucmajor “variará mucho” respecto a la anterior legislatura

La consellera de Infraestructura y Territorio del Consell, Mercedes Garrido, se ha reunido este miércoles con el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal para tratar sobre las variaciones en el proyecto de la carretera de Campos-Llucmajor, y ha destacado que el importe económico del proyecto “variará mucho” respecto a la anterior legislatura.

Asimismo, Garrido ha recordado que la previsión inicial es que el proyecto de la carretera de Campos-Llucmajor se inicie a partir de 2016, y ha estimado que si se cumplen estas previsiones las obras tendrán un plazo de duración de dos años.

En la reunión de este miércoles, la consellera también ha solicitado la colaboración del Govern para poder llevar a cabo “un nuevo modelo de carreteras”, con la finalidad de aumentar la seguridad y al mismo tiempo reducir el impacto medioambiental. Entre los objetivos ha destacado “mejorar la red de carreteras existentes y dejar de lado todas las obras en construcción más impactantes para el medio ambiente”.

En este sentido, ha señalado que la carretera de Campos-Llucmajor facilita el acceso a todo el sur de la isla, y cada día pasan 30.000 vehículos por esta carretera. Según Garrido, “la intención es hacer un desdoblamiento lo más pequeño que se pueda” y por este motivo está previsto suprimir el actual desdoblamiento elevado, y sustituirlo por pasos inferiores, para reducir el impacto y aumentar la seguridad.

La consellera ha explicado que con esta medida “el impacto ambiental no es el mismo que con una rotonda elevada”. Además ha insistido en que el objetivo del proyecto de carreteras es aumentar la seguridad, pero al mismo tiempo “consumir el mínimo territorio posible” con el objetivo de reducir el impacto ambiental y paisajístico.

REDUCCIÓN DEL IMPACTO AMBIENTAL

Por su parte, el conseller Vidal ha valorado de manera positiva el cambio de orientación de la política en carreteras. En este sentido, ha señalado que la anterior política de carreteras suponía un “fuerte impacto ambiental”. Además ha señalado que se analizarán todos los proyectos y el departamento técnico los evaluará con el objetivo de “reducir el impacto ambiental”.

En relación al proyecto de la carretera de Campos-Llucmajor, Vidal ha declarado que se analizará el impacto medioambiental cuando reciba el proyecto. Además, ha destacado que con las nuevas modificaciones se abandona el proyecto de alargar la autopista y al mismo tiempo se reducen superficies.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here