El Ayuntamiento de Palma retira y reubica el crucifijo del Salón de Plenos y coloca retratos de hijos ilustres

El Ayuntamiento de Palma ha presentado este miércoles la reorganización y actualización que se ha llevado a cabo en la Sala de Plenos, donde se han retirado y reubicado el dosel de terciopelo y el crucifijo del testero y también se han colocado ocho retratos de hijos e hijas ilustres de la ciudad.

En concreo, la remodelación se ha centrado en la cabecera del Salón de Sesiones.

En cuanto a las actuaciones que se han llevado a cabo, se han retirado y reubicado el dosel de terciopelo y el crucifijo del testero.

Asimismo, se ha habilitado un espacio institucional en el lado izquierdo del Salón de Plenos, donde se ha situado el busto del rey Felipe VI devorando las banderas. Además, se ha ha colocado en el testero del Salón de Plenos ocho retratos de hijos ilustres de la ciudad.

El Ayuntamiento ha recordado en nota de prensa que el dosel de terciopelo rojo, coronado por el escudo de Palma y flanqueado por dos escudos de dimensiones más reducidas, fue elaborado en 1809.

Asimismo, la decoración del Salón de Sesiones fue encargada al cronista de la ciudad Benet Pons i Fàbregues y se ejecutó en 1902. En 1938 se ubicó la figura de Jesús sacrificado, obra de Tomàs Vila, y en 2014, el busto del rey Felipe VI, que hizo Marco A. Dueñas.

Los hijos ilustres que se han elegido son representantes de diferentes ámbitos, desde las letras hasta el mundo de la política. Así, se ha ubicado, de arriba abajo y de izquierda a derecha a Gabriel Alomar y Villalonga, ensayista, poeta y político, Emili Darder Cànoves, médico y político, Miguel de los Santos Oliver y Tolrà, ideólogo, periodista, narrador y poeta.

La lista se completa con Manuela de los Herreros y Sorá, poetisa, Francesc de Borja Moll, lingüista y editor, Maria Antònia Salvà Ripoll, escritora, Guillem Forteza y Piña, arquitecto, urbanista y político, y Eusebio Estada Sureda, ingeniero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here