11 Noviembre 2015

Detienen a una madre por grabar desnudas a sus hijas menores y vender las imágenes en Internet

Detienen a una madre por grabar desnudas a sus hijas menores y vender las imágenes en Internet

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de 41 años por realizar fotografías y videos de sus hijas desnudas y  vender estos archivos por Internet. La mujer le explicaba a las menores que necesitaban el dinero para comer y les hacía vídeos y fotos desnudas que luego ofertaba en la red. La arrestada utilizaba además a la niña de mayor edad como cobradora, concertando citas con los compradores para percibir el dinero por el material suministrado. Uno de los clientes ha sido localizado y detenido como presunto autor de un delito contra la libertad y la indemnidad sexual

Denuncia de una de las hijas

La investigación se inició el pasado mes de septiembre cuando la expareja sentimental de la detenida, acompañado por una de las hijas de la arrestada, se personó en una comisaría de Sevilla para interponer denuncia por los hechos. La menor, de 15 años de edad, manifestó a los agentes que desde hacía cuatro años su madre había estado fotografiándola a ella y a sus dos hermanas de 8 y 7 años así como a la sobrina de la expareja de 8 años en poses de índole sexual y desnudas.

En un principio la madre les decía que las fotografías eran para un casting de ropa, alegando que tenía que mandar fotos desnudas y en ropa interior para que vieran sus tallas. Con el paso del tiempo, la denunciante se percató de que las fotografías que les hacía su madre, se las enviaba a hombres que pagaban por ellas a través de una página web de contactos. La madre les explicó entonces que necesitaban el dinero para comer y que había hombres que pagaban dinero por esas imágenes.

La menor hizo entrega en comisaría de un teléfono móvil que contenía imágenes de ella y de sus hermanas desnudas, que les realizó la madre.

También entregó un ordenador que su madre había golpeado antes de marcharse y que contenía asimismo fotografías de las menores en las mismas condiciones. Nada más tener conocimiento de los hechos, los agentes comenzaron una investigación exhaustiva priorizando la protección de las menores.

Gracias a estas indagaciones, el pasado día 15 de octubre, los agentes procedieron a la detención de la presunta autora de los hechos por un delito contra la libertad e indemnidad sexual y por un delito de pornografía infantil, siendo puesta a disposición de la autoridad judicial quien interpuso una medida de alejamiento de sus hijas así como de la sobrina de su expareja.

Continuando con las gestiones, los agentes se centraron en la localización de los compradores de las fotografías, siguiendo para ello los datos que la menor denunciante aportó. Tras realizar una serie de pesquisas a través de Internet, consiguieron localizar al comprador con el que la menor llegó a quedar en varias ocasiones para cobrar el dinero por las fotografías y los vídeos que la madre le enviaba.

El día 22 de octubre los investigadores procedieron a localización y detención del comprador, un hombre de 49 años, como presunto autor de un delito contra la libertad e indemnidad sexual, siendo puesto a disposición de la autoridad judicial para quien también interpuso una medida de alejamiento de las menores.

Vídeo conferencias a la carta

Los agentes han podido comprobar que ocasiones la madre grababa a la hija de 15 años y compartía las imágenes con hombres a través de vídeo conferencias. Según manifestó la menor les hacía ponerse un chupete y dos coletas además de darles unas pautas de cómo tenían que actuar y qué poses poner.

Las niñas recibían palizas si se negaban

La menor también manifestó a los agentes que tanto ella como sus hermanas eran golpeadas repetidamente con un palo por parte de su madre si se negaban a hacerse las fotografías. Estas agresiones se produjeron en varias ocasiones. También contó que la enviaba a cobrar el dinero directamente a los compradores. Estos no cometieron ningún abuso con ella pero si le propusieron mantener encuentros sexuales a cambio de más dinero.

Otras formas de pago utilizadas eran transferencias bancarias a la cuenta de la detenida. También  dejaban el dinero escondido en algún sitio de la ciudad, enviando fotografías con “pistas” de dónde estaba para que fueran a recogerlo.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Menores de la  Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.

También te puede interesar

9 Responses

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.