4 Noviembre 2015

Castro interroga desde este miércoles a 13 testigos por el caso Son Espases

Castro interroga desde este miércoles a 13 testigos por el caso Son Espases

El titular del Juzgado de instrucción número 3 de Palma, José Castro, interrogará desde este miércoles y hasta el viernes a un total de 13 testigos por el caso Son Espases, causa en la que están imputados el expresidente del Govern Jaume Matas y el presidente de OHL y exministro Juan Miguel Villar Mir, entre otros, a raíz de las presuntas irregularidades que rodearon a la adjudicación del hospital de referencia de Baleares.

Entre los testigos se encuentra citado, el viernes, el presidente del Consejo Consultivo de Baleares, Rafael Perera, exmagistrado del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) y quien durante varios años ejerció la defensa de Matas. Perera, de 86 años, renunció en 2011 a seguir asistiendo jurídicamente al exministro.

En concreto, el miércoles el juez interrogará al exdirector asistencial del Ib-Salut Luis Alegre, a la exsecretaria general de la Conselleria de Salud y quien fuese vocal en la mesa de contratación Antonia Estarellas, y el síndico y exdirector general de Presupuestos del Govern Bernat Salvá.

Por su parte, el jueves comparecerán el letrado Alfredo Rubén Fernández, el exasesor jurídico de Matas, José María Fiol, Carmen Fernández, el exresponsable de la Abogacía de la Comunidad Autónoma Pedro Aguiló, y el exdirector general de Planificación y vicepresidente de la mesa de contratación de Son Espases, Josep Corcoll.

Ya el viernes está previsto que declaren el propio Perera, el periodista Eduardo Inda, el catedrático Joan Oliver y el arquitecto Juan Seguí.

En la querella, admitida por Castro el pasado julio, el fiscal anticorrupción Pedro Horrach asevera cómo en el concurso para la construcción y explotación de este hospital “la perversión alcanza su máximo exponente” y asegura que tras la “realidad formal” de este expediente administrativo hay “una falsa apariencia de corrección y pulcritud, bajo la que subyacen maniobras criminales fraudulentas para manipular el concurso con finalidades espurias”.

En su denuncia, el fiscal recalca asimismo cómo en este proceso se da el “paradigma” con el que “con demasiada frecuencia se amoldan intereses económicos y políticos en una espiral donde el interés público es la última razón a considerar o no tiene cabida”.

En cuanto a los presuntos autores de los hechos, apunta que fue Matas quien “ordenó la manipulación del concurso” a través de la exconsellera de Salud Aina Castillo, el exgerente del Ib-Salut Sergio Beltrán, y el presidente de la Mesa de contratación, Juan Sanz -ya fallecido-, “para beneficiar ilícitamente” a UTE liderada por OHL.

Es más, según la confesión efectuada en esta causa por el exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos, el PP reclamó hasta nueve millones de euros a cambio de la concesión de las obras del hospital, que recayó finalmente, en diciembre de 2006, en manos de la UTE liderada por Dragados tras un proceso que inicialmente se había decantado a favor de OHL.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.