Francesc Buils
[wpproads id="69318"]

El exconseller de Turismo del Govern Francesc Buils se ha declarado este viernes culpable de haber beneficiado con fondos públicos a un periodista a cambio de que éste redactase artículos en los que favorecer su imagen pública y política y magnificar y alabar los resultados obtenidos al frente del departamento que dirigía.

Ambos han aceptado un año de cárcel por un delito de fraude a la Administración, que en el caso del articulista será sustituido por una multa de 2.160 euros. Asimismo, ambos han hecho frente de forma conjunta y solidaria a una fianza de responsabilidad civil de 16.516 euros a favor del Instituto de Estrategia Turística, a través del cual se articularon los pagos. En total, el perjuicio que causaron a la Administración fue de 14.238 euros más IVA.

Inicialmente, la Fiscalía Anticorrupción reclamaba cuatro años y medio de cárcel para Buils, quien en la actualidad cumple condena en prisión por otras pesquisas, mientras que el articulista, M.M.A., se enfrentaba a una petición de dos años y tres meses por malversación.

Tal y como consta en el acuerdo de conformidad alcanzado en el marco de la pieza 9 del conocido como caso Voltor, para justificar los pagos irregulares, Buils auspició la puesta en marcha de dos expedientes de contratación en base a los que el articulista debía llevar a cabo estadísticas trimestrales sobre el empleo en el turismo balear, pero que en realidad “no reportaban ningún tipo de utilidad para la Conselleria” y además eran “impresiones obtenidas por Internet”.

Estos datos, además, los publicaba de forma mensual y abierta la Tesorería General de la Seguridad Social y a ellos podía acceder de forma gratuita el Inestur “con una periodicidad menor” a la empleada por M.M.A. “Dicho trabajo no sólo era innecesario sino también extemporáneo, sin que hubiera interés alguno por parte de la Administración”, señala el escrito.

Pese a que el exconseller alegaba que estos datos le eran útiles en las ruedas de prensa, la idea que subyacía en dicha contratación era obtener artículos periodísticos que ensalzasen su figura política como conseller, cargo que ocupó entre julio de 2007 y octubre de 2008, cuando fue sustituido por Miquel Nadal -quien también se encuentra en prisión por otras causas de corrupción-.

CONDENAS QUE PESAN SOBRE BUILS

Cabe recordar que Buils ya fue condenado a tres años de cárcel por delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos, también por el caso Voltor, por gratificar con 15.000 euros al exalcalde de Sóller y empresario Antoni Arbona, a quien favoreció con dos expedientes de contratación creados ‘ad hoc’ desde el Instituto de Estrategia Turística (Inestur) para beneficiarle. Asimismo, aceptó en el marco de otra causa seis meses de cárcel por favorecer a la empresa Bitácora.

El estallido del caso Voltor, en febrero de 2010, llevó al entonces presidente del Govern, Francesc Antich (PSIB), en medio de una crisis sin precedentes en el Ejecutivo balear, a expulsar a todos los cargos ejecutivos de UM de las principales instituciones de las islas. Se rompía así el pacto de gobernabilidad firmado con la formación ‘uemita’ en 2007.

Un año después, en febrero de 2011, el partido regionalista se disolvió acuciado por los numerosos casos de corrupción que pesan a sus espaldas.

[wpproads id="69315"]

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here