Bajada brusca de la temperatura de hasta 10ºC el fin de semana por la entrada de una masa de aire polar

Las temperaturas bajarán de forma brusca este fin de semana, a causa de la entrada de una masa de aire frío, de procedencia polar, a través del norte de la Península y que alcanzará a toda España, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha señalado que los termómetros bajarán “mucho” pero las temperaturas no serán de un frío excepcional, ya que de momento, en este mes de noviembre los valores están siendo “muy altos” respecto a lo normal.

De momento, ha apuntado que hasta el fin de semana seguirá “reinando” el anticiclón que seguirá inamovible, por lo que en estos días la situación meteorológica será similar a la actual.

En concreto, ha explicado que el sábado, según todos los modelos de predicción, entrará una masa de aire de componente norte que dará lugar a precipitaciones. Se trata, ha dicho, de una bolsa de aire frío, porque procede del norte pero que tampoco será “muy fría”, sino “normal para esta época del año”, aunque el contraste será mayor por que la situación actual es “de anormalidad”.

Así, la masa de aire frío afectará a toda la Península y Baleares a lo largo del fin de semana y también el lunes, martes y miércoles, aunque a partir del martes por la tarde comenzarán a remontar.

“Bajarán las temperaturas y se irán las nieblas, pero habrá heladas no solo en los puntos montañosos y podría nevar por encima de los 800 a 1.000 metros”, ha comentado.

Además, ha añadido que las precipitaciones caerán sobre la mitad norte pero que no se descartan en otros puntos y, en general no serán abundantes. Sí se prevé que precipite de forma localmente fuerte o persistente en el área cantábrica y Pirineos y después en otras zonas de la mitad norte, Baleares y Canarias serán más débiles y dispersas.

Respecto al lunes, martes y miércoles, Casals ha comentado que podrán seguir en el extremo norte peninsular, Baleares y norte de Canarias y que donde más probables serán es en el este de Castilla y León y los sistemas Central e Ibérico. Sobre el resto de la Península hay “incertidumbre” aunque no se pueden descartar precipitaciones en cualquier zona.

La bajada de temperaturas y las precipitaciones también podrán llegar a Canarias a partir del domingo y es probable que los primeros días de la próxima semana las precipitaciones se extienden al área mediterráneo.

La portavoz ha precisado que donde más bajarán el sábado será en la mitad norte excepto en Galicia, Valladolid y Palencia que serán “islas” mientras en el resto el descenso será de cinco a seis grados centígrados. Aún más bajarán el domingo, cuando el descenso del mercurio será “generalizado” y excepto en Castilla y León y La Rioja –donde habían descendido bastante el día anterior– en el resto la bajada será de 6 a 8 grados en algunas zonas e incluso hasta 10 grados centígrados. En la mitad norte, el domingo se esperan máximas de 6 a 10 grados centígrados en la mitad norte y de 10 a 14 grados en la mitad sur.

En cuanto a las nocturnas, ha dicho que se prevén heladas en gran parte del interior peninsular, menos en el suroeste y tampoco helará en Galicia, Cantábrico, valle del Ebro y parte del valle del Duero.

Casals ha agregado que los termómetros comenzarán a subir el miércoles y sobre todo el jueves y el viernes de la próxima semana, pero que “no llegarán” a los valores actuales.

Al respecto de esta situación, la AEMET prevé que la llegada de esta masa de aire determinará el final de las nieblas persistentes que se están produciendo en muchas zonas, especialmente en la meseta norte y valle del Ebro. Con el aumento de la inestabilidad atmosférica se producirá también una mejora notable en la calidad del aire de las zonas afectadas por la contaminación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here