Foto: EUROPA PRESS

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Marga Prohens, ha asegurado que su intención en el pleno de este martes era no entrar “en una guerra de banderas ni participar en un plenario de venganzas”, sino que pretendían votar que sí a la derogación de la Ley de Símbolos que ellos crearon en la legislatura pasada porque entiende que “se ha podido mal interpretar y ha creado polémica”.

Ante los medios de comunicación, Prohens ha dicho que por eso ofrecieron al resto de partidos iniciar un proceso para consensuar una nueva ley con todos los grupos, pero la división del Govern lo impidió, ya que, según ha recordado, el PSIB votó que sí pero MÉS y Podemos votaron que no.

“Esto demuestra la división existente de los grupos del Govern y los partidos de izquierda; nosostros optamos por no participar en una votación como hicieron ellos hace tres años”, ha señalado.

Prohens ha hecho estas declaraciones este miércoles antes de un encuentro con el Sindicato Médico Libre de Baleares (Simebal) para tratar la congelación de la carrera profesional en este sector.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.