19 Octubre 2015

“Lo que ha sucedido en Es Pinaret se veía venir, era cuestión de tiempo”

“Lo que ha sucedido en Es Pinaret se veía venir, era cuestión de tiempo”

“Lo que ha sucedido en Es Pinaret, se veía venir, era cuestión de tiempo”. Así de rotundo se ha mostrado una fuente consultada por este digital en relación con el incendio que la pasada semana se cobró la vida de un menor en el referido Centro.

Según ha podido saber cronicabalear.es, este no era el primer incendio que se había producido en Es Pinaret pues ya había habido dos anteriores en situaciones similares y no se entiende “como nadie ha hecho nada para tomar medidas y evitar lo que, finalmente, ha pasado”.

“De hecho”, nos cuentan, “uno de los incendios tuvo lugar en una celda de aislamiento  que tienen las ventanas selladas y ningún pulsador interior, con lo que los menores tienen que aporrear la puerta, las ventanas o llamar a gritos si tienen algún problema”.

Las mismas fuentes han indicado que los sensores contra incendio no funcionan, que las ventanas de varias de las celdas se abren con dificultad y que, si bien es cierto que se han repartido colchones ignífugos para evitar incendios, no han sido suficientes para dotar a todas las dependencias y  “todo eso lo ha sabido siempre la dirección del centro” apuntan la fuente consultada.

Otro de los puntos que han señalado quienes hemos consultado es que, según parece, se tardaron seis largos minutos en lograr sacar al chico de la celda y ese tiempo de reacción no les parece normal.

El menor fallecido tenía 17 años

El menor fallecido en Es Pinaret tenía 17 años y era de origen dominicano.

El fuego se inició en la propia habitación del joven y, a raíz del mismo, otras cinco personas, todas ellas trabajadores del Centro -tres vigilantes y dos de personal laboral-, resultaron heridas.

Según parece, el joven se hallaba confinado en su habitación y en un momento dado bloqueo la puerta para que no se pudiera acceder desde fuera. Acto seguido, habría prendido fuego en el interior y la situación se le habría ido de las manos.

Hasta el lugar se trasladaron de inmediato varias ambulancias del 061 y de la Juaneda así como dotaciones de la Policía Local de Marratxí, Guardia Civil y Bomberos.

Dos de las ambulancias permanecieron en el exterior y atendieron a los trabajadores heridos aunque una de ellas entro en las instalaciones para atender al menor, aunque no pudieron hacer nada por salvar su vida.

También te puede interesar

28 Responses

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.