La Policía Nacional ha desmantelado una banda que estaba especializada en robar pisos de súbditos asiáticos con domicilio en la capital mallorquina.

El modus operandi que habían diseñado es muy sencillo, conocían las zonas urbana en las que habitan ciudadanos  de origen chino. Una vez localizados los inmuebles seleccionados, esperaban a que en su interior no hubieran moradores y mediante la fuerza (palanquetas, extractores, llaves de pico de loro…) lograban el acceso al piso. Una vez en el interior se apropiaban de todos aquellos efectos que tuvieran un mínimo de valor con una fácil salida en el mercado negro.

Las investigaciones,  llevadas a cabo por el Grupo de Robos de esta Jefatura Superior de Policía han sido especialmente complejas por las medidas de seguridad que los delincuentes tomaban entre ellos y en su vida no delincuencial.

Los agentes continúan las pesquisas para lograr  el desmantelamiento completo de la banda y el esclarecimiento de todos los hechos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.